Emergencia climática

Las inundaciones en EEUU dejan más de 20 muertos y 50 desaparecidos

  • Los meteorólogos esperan que el huracán se desvíe hacia el oeste y provoque grandes precipitaciones en Connecticut y el valle del río Hudson de Nueva York

4
Se lee en minutos
Sarah Yáñez-Richards

Las fuertes inundaciones que han azotado el estado de Tennessee (al sur de Estados Unidos) este sábado, han dejado tras de sí al menos 22 muertos, entre los que se encuentran gemelos de 7 meses que la corriente arrebató de los brazos de su padre, y medio centenar de desaparecidos, según la oficina del sheriff del condado de Humphreys, la zona más afectada después de que al menos 43 cm de lluvia cayera en menos de 24 horas -nuevo récord de precipitaciones de Tennessee-.

Waverly, localidad cercana a Nashville que se encuentra rodeada por los ríos de Duck y Tennessee de algo más de 4.000 habitantes, ha sido la más afectada. Además de las pérdidas humanas, la fuerza del agua levantó los cimientos de varias casas, volcó y sumergió coches, arrasó con puentes y carreteras y tumbó redes eléctricas y de telecomunicaciones.

Por su parte, las fuertes lluvias y vientos de la violenta tormenta tropical Henri han provocado daños en la costa noroeste de Estados Unidos. En los estados de Nueva Inglaterra y Nueva York se dieron cancelaciones de vuelos, inundaciones de calles y cortes eléctricos.

En todos los estados afectados por las inundaciones, tanto en el sur como en el este del país, hay una declaratoria de emergencia por parte del presidente, Joe Biden, lo que dio luz verde al uso de recursos federales para atender a las comunidades afectadas a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Aún no conocemos el alcance total del impacto de la tormenta hoy (domingo), pero estamos actuando para prevenir tantos daños como sea posible y acelerar la ayuda a las comunidades afectadas para que se puedan recuperar tan pronto como sea posible”, explicó el mandatario en su última rueda de prensa.

La tormenta se debilita

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) indicó que se está debilitando la violenta tormenta tropical Henri, que llegó este domingo a la costa noroeste de Estados Unidos en forma de fuertes vientos y lluvias y ha provocado en los estados de Nueva Inglaterra y Nueva York cancelaciones de vuelos, inundaciones de calles y cortes eléctricos, haciendo que Biden haya declarado el estado de emergencia en estas zonas. No obstante Henri podría seguir creando destrozos en las próximas horas.

"Henri se está debilitando, pero aún se espera que produzca fuertes lluvias e inundaciones en el sur de Nueva Inglaterra y los estados del norte del Atlántico Medio hasta el lunes", anunció en un tuit el domingo por la noche el NHC.

La declaración de emergencia por parte del mandatario dio luz verde al uso de recursos federales para atender a las comunidades afectadas a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

“Esta tormenta tiene el potencial de crear inundaciones y cortes de energía que podrían afectar a cientos de miles de personas en toda la región. Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los estados a prepararse, responder y recuperarse”, señaló Biden en una conferencia de prensa el domingo. Asimismo explicó que FEMA ayudará con el suministro de alimentos y generadores y con posibles problemas eléctricos, entre otros servicios.

El domingo se registraron calles severamente inundadas y cerca de 100,000 cortes de luz. En Nueva Jersey, al menos 86 personas habían sido rescatadas de vehículos inundados por las fuertes lluvias en las últimas horas, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Pública de Newark.

Además, los fuertes vientos de la tormenta afectaron a la red del tendido eléctrico en la región. Más de 71.000 hogares en Rhode Island y más de 3.800 en Massachusetts se vieron afectados por cortes de energía, según la empresa de servicios públicos National Grid. En Connecticut han sido 20.000 las casas que se han quedado sin electricidad. Mientras que en Long Island (Nueva York) fueron 1.700 clientes los afectados, de acuerdo con la empresa The Public Service Enterprise Group.

“Aún no conocemos el alcance total del impacto de la tormenta hoy (domingo), pero estamos actuando para prevenir tantos daños como sea posible y acelerar la ayuda a las comunidades afectadas para que se puedan recuperar tan pronto como sea posible”, explicó el presidente.

Los cuatro aeropuertos con más cancelaciones fueron el Logan de Boston, el Newark Liberty International de Nueva Jersey y La Guardia y el John F. Kennedy de Nueva York, según FlightAware, ya que el domingo se cancelaron más de mil vuelos.

Los meteorólogos esperan que Henri se desvíe hacia el oeste y provoque grandes precipitaciones en Connecticut y el valle del río Hudson de Nueva York, lo que podría causar peligrosas inundaciones.

Noticias relacionadas

Otro estado fuertemente afectado por las lluvias y las inundaciones este fin de semana ha sido Tennessee, al sur de Estados Unidos, donde al menos 16 personas han muerto y medio centenar han desaparecido, según las autoridades locales. El área registró el sábado las mayores lluvias en cuarenta años.Waverly, localidad de algo más de 4.000 habitantes, ha sido la más afectada.

“Mis condolencias por la trágica pérdida de vida debidos a esta última inundación”, dijo el presidente con respecto a este desastre y, además añadió que la Guardia Nacional también está ayudando en la zona.