En un duro comunicado

Blair arremete contra la retirada occidental de Afganistán

  • El exprimer ministro del Reino Unido tilda la decisión de "trágica, peligrosa e innecesaria" y afirma que los yihadistas "están vitoreando"

El exprimer ministro británico Tony Blair.

El exprimer ministro británico Tony Blair. / AFP / JUSTIN TALLIS

2
Se lee en minutos
El Periódico
Europa Press

El exprimer ministro del Reino Unido Tony Blair ha tildado este sábado la salida de Afganistán de las fuerzas occidentales de "trágica, peligrosa e innecesaria", la ha achacado a la obediencia a un "imbécil eslogan político sobre acabar con 'las guerras interminables'" y ha asegurado que "todos los grupos yihadistas del mundo están vitoreando". "A raíz de la decisión de devolver Afganistán al mismo grupo del que surgió la carnicería del 11 de septiembre (de 2001), y de una manera que parece casi diseñada para hacer alarde de nuestra humillación, la pregunta planteada por aliados y enemigos por igual es: ¿ha perdido Occidente su voluntad estratégica?", se ha preguntado en un largo y muy crítico comunicado.

Blair, que como primer mandatario del Reino Unido entre 1997 y 2007 apoyó las invasiones de Afganistán e Irak lideradas por Estados Unidos en época de George W. Bush, ha sido especialmente crítico con el papel de ambos países. "La ausencia de consenso y colaboración transversales y la profunda politización de la política exterior y los problemas de seguridad están atrofiando visiblemente el poder de Estados Unidos. Y para Gran Bretaña, fuera de Europa y sufriendo el fin de la misión en Afganistán por parte de nuestro mayor aliado con poca o ninguna consulta, tenemos una seria reflexión que hacer. No lo vemos todavía. Pero corremos el riesgo de ser relegados a la segunda división de potencias mundiales. Quizás no nos importe. Pero al menos deberíamos tomar la decisión de forma deliberada", ha advertido.

Blair ha reconocido que se habían cometido errores "graves" en los últimos 20 años. No obstante, ha avisado de que "el mundo ahora no está seguro de dónde se encuentra Occidente, dado la obviedad de que la retirada de Afganistán no obedece a una gran estrategia, sino a la política". "Cualquiera que haya recibido una promesa por parte de los líderes occidentales la considerará como una moneda débil, con todo merecimiento", ha criticado. "Irán, China y Rusia se van a dar cuenta de ello", ha añadido.

Noticias relacionadas

Blair también ha avisado contra la imposición de "plazos arbitrarios" para la evacuación de los afganos que ayudaron a las fuerzas aliadas. "Tenemos la obligación moral de seguir haciéndolo hasta que todos los que lo necesiten sean evacuados. Y no debemos hacerlo de mala gana, sino por un profundo sentido de humanidad y responsabilidad", ha defendido.

El exprimer ministro también ha propuesto que el Reino Unido, como actual presidente del G7, convoque un Grupo de Contacto del G7 y "otras naciones clave" para "coordinar la ayuda al pueblo afgano y hacer que el nuevo régimen rinda cuentas". "Necesitamos elaborar una lista de incentivos, sanciones y acciones que podemos tomar, incluso para proteger a la población civil para que los talibanes comprendan que sus acciones tendrán consecuencias. Esto es urgente. El desorden de las últimas semanas debe ser reemplazado por algo parecido a la coherencia y con un plan que sea creíble y realista", ha argumentado.