Terremoto en el país caribeño

Haití se afana en buscar supervivientes ante la llegada de la tormenta 'Grace'

  • Los hospitales del país están saturados debido al alto número de heridos que han causado el temblor y sus réplicas

  • El número de muertos se eleva a más de 1.400, según el último balance de las autoridades

Los rescatadores encuentran víctimas entre las ruinas de Los Cayos.

Los rescatadores encuentran víctimas entre las ruinas de Los Cayos. / Estailove St-Val / Reuters

4
Se lee en minutos
El Periódico

Haití aceleró este lunes la búsqueda de supervivientes del terremoto de 7,2 grados de magnitud que hizo temblar el sur del país durante la mañana del sábado ante la inminente llegada de la tormenta tropical 'Grace'. Según el último balance oficial, el seísmo ha dejado al menos 1.400 muertos y 6.900 heridos. Además, miles de personas se han quedado sin hogar después de que cerca de 30.000 viviendas hayan sido destruidas o dañadas por el seísmo. El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos alertó de que 'Grace' podría llevar al castigado país lluvias torrenciales, con lo que se eleva el peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra.

"Pedimos a la población que permanezca atenta", dijo la Agencia de Protección Civil de Haití. Miles de personas que duermen en las calles estarán expuestas a las fuertes lluvias en medio de un creciente riesgo de enfermedades transmitidas por el agua, han explicado.

Mientras avanzan las tareas de rescate, se repiten las réplicas que provocan el derrumbamiento de más edificios y ponen en aún más peligro a las víctimas. Los ciudadanos se enfrentan al dilema de quedarse fuera de sus hogares para evitar un posible colapso o entrar en edificios dañados para protegerse de la tormenta. Los camiones y retroexcavadoras se afanaban este lunes en trasladar los pesados bloques de hormigón de los edificios caídos en el epicentro del terremoto, Los Cayos, ciudad situada a unos 160 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe.

Los hospitales haitianos no dan a basto tras el alto número de víctimas por el terremoto.

/ Reginald Louissaint / Afp

Los hospitales del país se encuentran desbordados por la gran cantidad de heridos que sigue llegando y las autoridades están trasladando profesionales médicos a las zonas más afectadas para intentar aliviar la presión hospitalaria. "Tenemos un problema grave", ha dicho a Reuters Jerry Chandler, director de la Agencia de Protección Civil de Haití. "Hay instalaciones muy importantes que no funcionan mientras hablamos y las que sí funcionan están recibiendo un exceso de pacientes", dijo.

En el aparcamiento del hospital general de Los Cayos, los médicos y enfermeras atendían a los pacientes en tiendas levantadas ante el aluvión de pacientes que ya no podían ser visitados en el interior del edificio, y los bebés de la uci neonatal tuvieron que ser evacuados ante el riesgo de desplome del edificio, informa Reuters.

Edificios en ruinas

Además de los hospitales, iglesias, hoteles y escuelas han resultado gravemente dañados o destruidos por los violentos temblores, por lo que las autoridades esperan que el número de víctimas aumente.

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, que declaró el estado de emergencia durante un mes en los cuatro departamentos afectados por el desastre, prometió una mayor celeridad en las operaciones de rescate y la atención a las víctimas. "La gestión de la ayuda va a ser acelerada. Vamos a redoblar nuestras energías para llegar, en términos de asistencia, al mayor número de víctimas posibles", dijo Henry en su cuenta oficial de Twitter.

Para llevar a cabo esta tarea, el jefe del Gobierno explicó que "se fortalecerá" la presencia en el terreno de ministros y otros funcionarios de la Administración. Henry visitó este lunes Los Cayos para conocer de primera mano el alcance del desastre provocado por unos temblores que han traído a la memoria el funesto seísmo de 2010, que provocó más de 200.000 muertos en el país caribeño, y llamó a la "unidad nacional" en este momento dramático. "Queremos dar una respuesta más adecuada que en 2010. Toda ayuda exterior debe ser coordinada por la Dirección de Protección Civil", añadió antes de suplicar: "Olvidemos nuestras disputas". Henry llegó al poder tras la crisis política abierta por el asesinato del presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio.

Una excavadora busca nuevas víctimas entre los escombros.

/ Estailove St-Val / Reuters

El domingo empezaron a llegar los primeros cargamentos de ayuda humanitaria internacional. No obstante, las autoridades volvieron a hacer nuevos llamamientos a la solidaridad y la cooperación internacional para responder a las necesidades urgentes de la población.

Por su parte, el Comando Sur de la Marina de EEUU se ha sumado a las labores de ayuda en Haití. Como primer paso, un equipo de 14 personas llegó el domingo a Puerto Príncipe para evaluar la situación en las zonas afectadas. El grupo está utilizando el sistema aéreo no tripulado ScanEagle y el avión P-8 Poseidon para tomar imágenes aéreas de las áreas devastadas y determinar qué capacidades y suministros de socorro se necesitan de inmediato y dónde.

Esta fuerza ya ha ayudado a las autoridades del país en otros casos de desastres, el más reciente en 2016, cuando Haití fue azotado por el huracán 'Matthew'.

Noticias relacionadas

La gente se resguarda en las calles por el mal estado de los edificios tras el seísmo.

/ Estailove St-Val / Reuters

El reto al que se enfrenta ahora Haití se ha visto agravado por la pandemia de coronavirus, una grave recesión económica agravada por la feroz violencia de las bandas y la crisis política tras el asesinato del presidente Moïse.