Un joven mata a tiros a cinco personas en un pueblo de Inglaterra

  • El ataque lo inició contra su madre y lo continuó con desconocidos que pasaban por su calle

Policías en el lugar de la masacre de Plymouth (Reino Unido).

Policías en el lugar de la masacre de Plymouth (Reino Unido). / AFP / NIKLAS HALLEN

3
Se lee en minutos
Efe

Un joven de 22 años ha matado a cinco personas, incluida su madre y una niña de tres años, durante un tiroteo por las calles de un suburbio residencial de Plymouth, en el suroeste de Inglaterra, informó este viernes la policía británica.

El jefe de policía Shaun Sawyer indicó en una rueda de prensa que el incidente, que se desató el jueves a última hora de la tarde, se trata de un suceso de ámbito "doméstico" que "se desbordó hacia la calle".

Jake Davison inició su arrebato violento en el interior de una vivienda en el distrito de Keyham, un área de construcciones victorianas en el condado de Devon, donde mató a su madre, Maxine Davison, de 51 años, detalló la policía.

Tras el primer homicidio, el joven, que se suicidó al final de su ataque, salió a la calzada de Briddick Drive, donde mató primero a una niña, Sophie Martyn, y a su padre, Lee, de 43 años, y más adelante disparó a otros dos vecinos, un varón de 33 y una mujer de 53, que resultaron heridos, aunque no se teme por su vida.

Finalmente, Davison cruzó hacia un parque cercano, donde mató a otro hombre, Stephen Washington, de 59, y disparó en la aledaña Henderson Place a una mujer de 66, Kate Shepherd, que murió en el hospital, antes de dirigir el arma contra sí mismo.

La peor masacre desde el 2010

El ataque es la peor masacre no terrorista que se registra en el Reino Unido desde que en 2010 un taxista, Derrick Bird, de 52 años, mató a 12 personas e hirió a otras once en el condado inglés de Cumbria.

La policía ha informado de que el autor del tiroteo de este jueves contaba con un permiso de armas en vigor y ha detallado que se recuperó un arma de fuego en uno de los 13 puntos de Keyham que están analizando los investigadores forenses. Testigos del suceso, por su parte, han asegurado a los medios que Davison utilizó un fusil.

"Nunca durante mi tiempo (de servicio) había habido un homicidio seguido de un arrebato con arma de fuego en el que se atacara a personas al azar y después (el autor) se suicidara", apuntó Sawyer en una entrevista con el canal "Sky News".

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó a través de un tuit que sus "pensamientos están con los amigos y familiares de aquellos que perdieron sus vidas y con todos aquellos afectados por el trágico incidente anoche". La ministra de Interior, Priti Patel, señaló por su parte que el suceso es "impactante" y que ha ofrecido "todo el apoyo" a la policía de Plymouth.

"Derrotado por la vida"

La policía ha confirmado que están investigando los canales sociales de Davison, que en YouTube mostró su fascinación por las armas y recientemente había declarado que se encontraba "derrotado por la vida".

Su canal estaba suscrito a otro denominado Incel TV, en el que se publica contenido relacionado con el "celibato involuntario", aunque en sus vídeos el joven había declarado que no se clasificaría a sí mismo como un "incel". "Sé que es una película, pero me gusta pensar a veces que soy Terminator o algo así. A pesar de haber llegado casi al fallo total del sistema, continúa intentando cumplir su misión", dice el joven en otro vídeo.

Noticias relacionadas

El jefe de policía sostuvo que todavía no se ha establecido si Davison sufría problemas mentales, aunque subrayó a ese respecto que su arrebato violento es una "respuesta extraordinariamente inusual".

"No estamos considerando el terrorismo ni relaciones con ningún grupo de extrema derecha", recalcó Sawyer, que alabó el trabajo de los agentes que acudieron al lugar del suceso seis minutos después de la primera llamada de aviso.