Masa caliente

Grecia, inmersa en la peor ola de calor de los últimos 35 años

Las previsiones indican que durante los próximos días las temperaturas alcanzarán los 45 grados

Un hombre se sumerge en el mar durante la ola de calor en Varkiza, cerca de Atenas.

Un hombre se sumerge en el mar durante la ola de calor en Varkiza, cerca de Atenas. / YANNIS KOLESIDIS / EFE

1
Se lee en minutos
Efe

Grecia está inmersa en una fuerte ola de calor que los expertos temen pueda convertirse en la peor de los últimos 35 años, con temperaturas que alcanzarán durante varios días hasta los 45 grados. La ola de calor coincide con el inicio de las vacaciones y en el puerto del Pireo largas colas de pasajeros esperaban bajo un sol abrumador a que los guardacostas controlaran sus certificados de vacunación o pruebas negativas de covid-19 para poder embarcar hacia alguna isla.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, la ola de calor se debe a una masa de aire caliente que ha empezado a recorrer el territorio heleno de oeste a este. Los meteorólogos prevén que durante toda la próxima semana las temperaturas permanecerán muy altas. Además, esperan que por la noche se darán temperaturas mínimas muy elevadas, por encima de los 30 grados.

El director del Servicio Meteorológico Nacional, Theodorís Kolydás, calificó esta canícula de "peligrosa" e informó de que se espera que alcance su pico los próximos lunes y martes, con una desescalada que será particularmente lenta y durará hasta el final de la próxima semana. Ante el aumento de las temperaturas, varios ayuntamientos han puesto en funcionamiento salas climatizadas, abiertas todo el día para proteger a los grupos vulnerables.

Contaminación atmosférica

La Asociación Médica de Atenas instó a los ciudadanos a beber mucha agua, evitar el consumo de bebidas alcohólicas y ducharse con frecuencia. Además, pidió a la población evitar desplazarse en las horas de más calor, especialmente en el centro de la capital, donde la alta contaminación atmosférica hace que las condiciones sean aún más difíciles.

Noticias relacionadas

En una rueda de prensa extraordinaria, el ministro de Protección Ciudadana, Mijalis Jrisojoidis, urgió a los ciudadanos a evitar estos días toda actividad susceptible de provocar algún incendio. Además, pidió a la ciudadanía consumir el agua y la electricidad con cautela, para evitar cortes de suministro de energía y de agua potable. En Grecia, cuando hay olas de calor, los cortes de electricidad y de agua potable que duran varias horas son frecuentes.

En el verano de 1987, una ola de calor semejante que duró once días, provocó la muerte de alrededor 3.000 personas, 2.300 de ellas Atenas.

Temas

Calor Grecia