Por restricciones covid

Los visados de EEUU no llegan para los estudiantes españoles

  • Miles de jóvenes que empiezan en agosto su curso escolar no tienen citas para obtener sus visados hasta finales de año

  • Las restricciones sanitarias establecidas por Washington estancan los procesos de entrada de estudiantes

Dos pilotos hablan antes de la salida de un vuelo de American Airlines.

Dos pilotos hablan antes de la salida de un vuelo de American Airlines. / Mike Stone / Reuters

3
Se lee en minutos
Victoria Flores

Miles de jóvenes españoles que comienzan el curso el próximo mes en Estados Unidos siguen sin sus visados por retraso debido a las restrictivas normas de entrada impuestas en el país y por las medidas de seguridad sanitaria de España. Aunque en un principio sí que hubo bastante agilidad en el proceso, a partir de junio está completamente estancado.

Mientras que en otros países como Portugal o Alemania apenas está habiendo problemas, en España no hay citas hasta diciembre. Así lo ha denunciado Aseproce, la patronal de las agencias de cursos de estudios en el extranjero, quien ha denunciado la falta de fechas para que los jóvenes puedan entregar la documentación y adquirir el visado. Y es que aún hoy siguen vigentes las primeras normas impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump de protección de fronteras por la pandemia, que ralentizan y dificultan la concesión de visados.

María tiene un vuelo para ir a Miami el 19 de agosto, justo para el inicio de las clases y tenía la cita para el 20 de septiembre, aunque después de estar un día entero actualizando la página ha podido conseguir una para tres días antes de su vuelo. "Tenemos la esperanza de conseguir fecha antes porque tardan unos 10 días en llegar", comenta mientras explica que ella y su familia están continuamente refrescando la página a ver si salen.

Probar en Portugal

En peor situación está Guillermo, que le dieron cita para el mes de diciembre y quería viajar a principios de agosto. Con este panorama y después de hablar con la agencia que le está ayudando, este chico y su familia decidieron probar suerte en la embajada de Lisboa, donde le negaron el documento. "La excusa que me pusieron allí es que no era justo que mis compatriotas no tuvieran cita en Madrid y que yo estuviera allí para solicitarlo en otro país que no es el mío", lamenta. Ahora teme no poder trasladarse hasta el final del verano.

Desde la embajada estadounidense dicen estar haciendo todo lo posible para que los estudiantes puedan empezar el curso con normalidad. “Una de nuestras más altas prioridades es ayudar a los estudiantes españoles que viajan a EEUU para realizar sus estudios", señala Conrad Tribble, encargado de negocios del país en la embajada. "Hemos dedicado recursos adicionales considerables para la concesión de visados de estudiantes", insiste.

Pese a estos recursos adicionales, las citas siguen sin llegar y tanto la embajada como las distintas agencias animan a los estudiantes a hablar con sus universidades por si pueden hacer algo. Guillermo pidió a su centro que lo hiciera y aún están esperando la respuesta de Madrid. "Es que depende mucho de si tu agencia o tu universidad tienen un contacto en la embajada", cuenta María, a quien le han dicho que siga las clases de forma online. "Que cuando podamos nos incorporemos", resopla la chica.

Retrasos por covid

Ambos conocen varios casos de amigos y conocidos en las mismas circunstancias, sin saber muy bien qué hacer. Tribble ha excusado los retrasos por la pandemia y la falta de personal para poder cumplir las medidas sanitarias, aunque reitera el compromiso de intentar cerrar todos los casos cuanto antes. "Estimamos que al menos el 80% de todos los estudiantes que solicitan visados de estudiante para el año académico 2021-2022 los recibirán antes de las fechas de inicio de sus programas", apunta.

Noticias relacionadas

Como muchos otros chicos de nuestro país, María y Guillermo estudiarán en EEUU para poder compaginar sus estudios con su carrera deportiva porque cuentan que en España "es muy difícil". "Aquí a mis amigos les coinciden las finales con los campeonatos", lamenta María. "En el caso de que me quedara aquí no seguiría jugando al fútbol", subraya Guillermo. Los dos están de acuerdo también tener esa oportunidad es un sueño cumplido.

Hasta que los huecos libres lleguen, los chicos seguirán actualizando la página de la embajada para encontrar una cita cuanto antes y poder iniciar, a mediados de agosto, su etapa universitaria junto al resto de sus compañeros.