Crisis sanitaria

África, un continente olvidado también para las vacunas

  • El covid avanza en la región, pero la inmunización va muy lentamente con países que apenas tienen al 0,1% de la población inoculada

  • "Sin COVAX, la situación sería crítica", asegura Rafael Vilasanjuan, de Instituto de Salud Global de Barcelona

Una sanitaria de COVAX inocula con Astrazeneca en Nairobi.

Una sanitaria de COVAX inocula con Astrazeneca en Nairobi. / Monicah Mwangi / Reuters

4
Se lee en minutos
Victoria Flores

Lo peor de la pandemia parece estar perdiendo intensidad en los países occidentales gracias al avance de la vacunación, que disminuye los efectos adversos del covid-19 y reduce la tasa de mortalidad. Sin embargo, en el continente africano viven en un momento completamente distinto. Actualmente la región está viviendo curvas de crecimiento de los contagios que están empezando a preocupar a los expertos.

Mientras España ya ha superado el 50% de la población vacunada, en la República Democrática del Congo apenas se ha alcanzado el 0,1% de la población inmunizada. De hecho, en los países con la renta más baja no se espera llegar al 20% de la población inoculada hasta 2022. Desde el inicio de los planes de vacunación, COVAX -el fondo creado por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la Alianza Mundial para las Vacunas y la Inmunización (Gavi) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para facilitar la llegada de vacunas a los países con pocos recursos- ha enviado a África una 80 millones de dosis de dosis y han sido administradas algo más de 60 millones, pero la población del continente supera los 1.300 millones de personas.

"El mundo se divide nuevamente entre los que tienen y los que no", dice Rafael Vilasanjuan, director de análisis y desarrollo global del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGLOBAL) en el informe sobre geopolítica de salud que ha publicado el  Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB). "COVAX ha ido a la cola porque negocia a otros precios y porque otros países no han dejado ningún espacio a que las vacunas fueran antes a todos estos otros países", insiste.

Problemas con COVAX

Eso sí, el periodista recuerda que, cuando se produjo la epidemia de sida, los tratamientos tardaron casi una década en llegar al continente, mientras que en el caso del covid "solo pasaron tres meses entre el inicio de las campañas de vacunación contra el covid en Occidente y la llegada de las primeras vacunas al continente africano".

Reconoce eso sí, que las cantidad de dosis que llegan son menos de las esperadas. "Esto no es un gran fracaso, es un pequeño fracaso", lamenta. El programa ha comprado el 80% de las vacunas en la India y, con el aumento en los casos de covid que vivió durante los meses de abril y mayo, el país cerró sus fronteras, algo que retrasó la exportación de dosis.

Aún así, aplaude la labor de la recién creada organización: "Puede que COVAX no esté a la altura de todas las expectativas, pero sin COVAX la situación sería crítica". Destaca sobre todo que, en solo un año, el fondo ha recaudado 21.000 millones de dólares, "casi 10 veces más que el presupuesto anual de la Organización Mundial para la Salud".

Llegada de dosis

Pol Morilla, director del CIDOB, recalca que el mundo está en una situación clave. "Estamos en un momento en el que la vacuna sigue siendo un bien escaso y no es distribuido de manera uniforme alrededor del mundo", indica. En realidad, pese a las buenas cifras que hay en los estados con rentas altas, en muchos países no prevén llegar a tener la mitad de la población vacunada hasta finales del 2022 o principios de 2023.

Se espera que un aluvión de dosis llegue en el último trimestre de este año, cuando los países con más recursos hayan superado el 50% de su población vacunada. "Ahora se está preparando el sistema de salud porque no están preparados para recibir tantas dosis", explica Vilasanjuan.

Asimismo, en los últimos días la Unión Africana ha llegado a diferentes acuerdos con los productores de vacunas para que los fármacos puedan ser producidos también en este continente. Pfizer y BioNTech han anunciado que llevarán a cabo allí las fases finales de la fabricación, al igual que Johnson & Johnson, que ha llegado a un acuerdo para hacerlo en Sudáfrica. "Si quieren tierras, se las daremos. Si queréis poseerlo todo al 100%, no nos importa, pero producid desde el continente africano", ha dicho Strive Masiyiwa, enviado de la Unión Africana para la lucha contra el coronavirus, en una visita a Estado Unidos.

Seguridad sanitaria global

Pese a que África es el continente más joven, la edad media no supera los 20 años, también hay que tener en cuenta otros factores como las numerosas enfermedades que han podido pasar previamente los contagiados. De hecho, en los países del sur del continente ha aumentado la mortalidad por covid. Es el caso de Namibia, donde apenas el 5% de la población está vacunada y se han contabilizado casi 200 muertes por cada 100.000 habitantes en la última semana.

Noticias relacionadas

Como ya ha pasado en la India y la variante delta, la falta de protección de estas regiones se convierten en un problema global. La posibilidad de que surjan nuevas variantes del virus es mucho mayor en aquellos lugares donde la población no está vacunada y el covid circula sin problemas. "Pueden llegar aquí y que las vacunas no sean efectivas".

El director de ISGLOBAL zanja que "el hecho de que un ciudadano en Nueva York tenga más seguridad dependerá más de poder frenar la pandemia en África que de tener tropas en Afganistán".