El desafío yihadista

Al menos 35 muertos en un atentado bomba contra un mercado en Bagdad

  • El ataque, reivindicado por el Estado Islámico, ha ocurrido en el inicio de la Fiesta del Sacrificio

Un soldado vigila las celebraciones en Bagdad.

Un soldado vigila las celebraciones en Bagdad. / Efe

2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Un mínimo de 35 personas murieron este lunes por la tarde en un atentado en un mercado de Bagdad, la capital iraquí. El ataque bomba ha sido reivindicado de madrugada este martes por el Estado Islámico, que aunque ya no controla territorio en el país árabe, sigue teniendo células activas tanto en Irak como en Siria, y realiza ataques constantes en las zonas rurales de ambos países.

El ataque de este lunes, además, ha dejado una sesentena de civiles heridos, y muchos de ellos están en estado crítico. Los equipos sanitarios iraquís han informado a la prensa local que el número de fallecidos podría aumentar.

“Este crimen horrible atacando a los civiles del barrio de Sadr en la vigilia de la Fiesta del Sacrificio… No quieren que la gente esté contenta, ni por un minuto. No descansaremos hasta que el terrorismo sea eliminado de raíz”, ha dicho el presidente iraquí, Barham Salih. La Fiesta del Sacrificio, o el ‘Eid al Adha’, es la celebración más importante dentro del islam: durante estas fechas es cuando se realiza la peregrinación a la Meca.

“El ataque terrorista ocurrió con un explosivo improvisado fabricado [por los propios yihadistas]”, ha dicho el Ministerio del Interior iraquí en un comunicado. El EI, por su parte, asegura que el ataque fue con un cinturón explosivo colocado en uno de sus miembros. Lo cierto es que explotó en un momento clave del día: al atardecer, cuando las temperaturas bajan por primera vez de los 40 grados y las familias salen a la calle y al mercado, en esta ocasión, para realizar las últimas compras antes de la celebración. En consecuencia, el lugar había sobre todo mujeres y niños.

El peor en seis meses

Noticias relacionadas

El último ataque de este tipo, también en un mercado, ocurrió el pasado enero, y también fue reivindicado por el EI, que usó, como esta vez, un atentado suicida. En esa ocasión causó la muerte de 32 personas: fue el peor ataque yihadista en tres años en la capital iraquí. Seis meses han bastado para que llegase el siguiente, más mortífero y devastador.

“El terrorismo y el fracaso del gobierno continúan robándonos nuestras vidas, y las autoridades no tienen más que condolencias vacías y comités de investigación vacíos. Que les caiga toda la vergüenza a los gángsters que nos mandan y a sus familias”, ha tuiteado Alaa Sattar, activista iraquí y miembro de una la plataforma “Acabad con la Impunidad en Irak”.

Temas

Irak