Nuevas restricciones de viaje

Francia exige tests realizados con 24 horas de antelación a viajeros de España y otros países europeos

  • Los viajeros no vacunados procedentes de Portugal, Países Bajos, Grecia y Chipre, deberán también aportar un test realizado en las 24h anteriores

  • El departamento central de Pirineos Orientales ha anunciado este sábado la reimposición del toque de queda a las 23.00

Dos tests de coronavirus

Dos tests de coronavirus

1
Se lee en minutos
El Periódico

Francia exigirá desde mañana test de coronavirus (PCR o antígenos) de un máximo de 24 horas a los viajeros no vacunados procedentes de España, Portugal, Países Bajos, Grecia y Chipre, frente a las 72 horas actuales.

El sistema de control reforzado también se aplicará a las personas que lleguen desde el Reino Unido, y que deberán estar provistos de test hechos con un máximo de 24 horas de antelación, frente a las 48 horas actuales

Las medidas entrarán en vigor a las 00.00 del domingo, ha anunciado este sábado un comunicado de la oficina del primer ministro, que las justifica debido al repunte de casos de covid a nivel mundial y en el territorio francés debido a la variante delta.

7 días para la inmunización completa

Por otro lado, se reduce de 14 a 7 días el período tras la segunda dosis de la vacuna a partir del cual se podrá entrar en el país sin prueba de detección (28 días en el caso de la vacuna monodosis Janssen o una sola dosis para quienes hayan tenido el virus).

La lista de países bajo el color rojo se extiende a Cuba, Túnez, Indonesia y Mozambique, lo que supone que los viajeros sin vacunar procedentes de esos países deben viajar por un motivo imperativo, hacer un test antes de salir, realizar otro a la llegada y hacer una cuarentena de diez días en suelo francés.

El Gobierno francés advirtió de que reforzará los controles fronterizos terrestres, aéreos y marítimos, para asegurar el cumplimiento de estas medidas.

Toque de queda

El departamento central de Pirineos Orientales, fronterizo con el noreste de España, anunció este sábado la reimposición del toque de queda de las 23.00 a las 6.00 horas en bares y restaurantes, ante el fuerte aumento de casos de covid.

La medida, que incluye también a los establecimientos de las playas, entrará en vigor mañana y se mantendrá hasta el 2 de agosto, informó la prefectura en un comunicado.

Noticias relacionadas

Ese departamento, muy turístico y cuya capital es Perpiñán, ya anunció ayer la obligatoriedad del uso de la mascarilla en exteriores, excepto en las playas y los espacios naturales.

La decisión de la prefectura se justifica en "el aumento importante y rápido" de casos de covid, explica el comunicado.