Crisis sanitaria global

Varios diputados franceses reciben amenazas de muerte por apoyar la vacunación

  • "A partir de ahora van a recibir balas de verdad [estoy armado], miren por dónde van. Nunca nos inyectarán la vacuna", le escribieron a una diputada de la Asamblea Nacional

Asamblea Nacional Francesa.

Asamblea Nacional Francesa. / EFE

1
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

El 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa, Patricia Mirallès, diputada de la Asamblea Nacional, recibió un correo electrónico con una grave amenaza: "Diga a los demás diputados que voten bien porque a partir de ahora van a recibir balas de verdad [estoy armado], miren por dónde van. Nunca nos inyectarán la vacuna". Como Mirallès, varios diputados franceses han sido objeto de amenazas de muerte por apoyar la ampliación del pase sanitario al ocio, la cultura y la restauración y la obligatoriedad de la inmunización contra el covid entre ciertas profesiones ligadas al sector de la salud, nuevas medidas decretadas este lunes por el presidente francés, Emmanuel Macron.

"Un mensaje muy violento pero que no me intimida. Mañana presentaré una denuncia", escribió la diputada en su cuenta de Twitter. La misma red social a través de la que, con frecuencia, insta a los franceses a vacunarse. Una actividad que, a la vista de los hechos, no parece agradar a los antivacunas que, aprovechando la jornada de fiesta nacional, se manifestaron este miércoles en más de 20 ciudades francesas para protestar contra las nuevas restricciones. "Contra la dictadura", "contra el certificado sanitario" y "por la libertad" fueron algunas de sus proclamas.

Con estas protestas como telón de fondo, la Asamblea Nacional reconoció en un comunicado que "varios diputados han recibido amenazas de muerte por su apoyo a la estrategia de vacunación presentada por Emmanuel Macron", sin detallar el número de afectados, ni el origen de las intimidaciones.

Proyecto de ley

Noticias relacionadas

Solidarizándose con sus compañeros de filas, el propio presidente de la Cámara Baja, Richard Ferrand recurrió este jueves al fiscal de la República de París para que "los autores de estos actos antidemocráticos respondan ante la justicia". "No se puede tolerar que un representante de la nación sea objeto de intentos de intimidación destinados a obstaculizar el ejercicio [de su mandato]", insiste.

El proyecto de ley en cuestión, destinado a validar las nuevas medidas y restricciones para tratar de frenar el nuevo repunte de contagios de coronavirus, será enviado al Consejo de Estado el próximo lunes, después pasará a la Asamblea Nacional donde será sometido a una primera lectura y votación. Seguidamente, el proyecto legislativo será revisado por los senadores.