Derechos afines

Francia impone a Google una multa de 500 millones de euros

  • La Autoridad de la Competencia estima que la multinacional estadounidense no negoció "de buena fe" la retribución de los editores de prensa por utilizar sus contenidos

  • Google tendrá que presentar a los editores y agencias de prensa “una oferta de remuneración para la utilización actual de sus contenidos protegidos”, de no hacerlo, podrá ser multado con hasta 900.000 euros por cada día de retraso

La multinacional Google.

La multinacional Google. / EP

1
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

Google no habría negociado de "buena fe" la aplicación de los llamados derechos afines, es decir, la retribución a los editores de prensa por utilizar sus contenidos. Esta es la conclusión de la Autoridad de la Competencia de Francia que ha impuesto al gigante estadounidense una sanción de 500 millones de euros, la "mayor multa" jamás decretada por el organismo galo por tal infracción. 

A esta multa se suma una advertencia: Google debe presentar a los editores y agencias de prensa "una oferta de remuneración para la utilización actual de sus contenidos protegidos", de no hacerlo, "podrá ser objeto de multas de hasta 900.000 euros por cada día de retraso". 

El conflicto entre Google y los editores de prensa francesa se remonta a finales de 2019, cuando las agencias de prensa y los editores galos recurrieron a la Autoridad de la Competencia al estimar que el gigante estadounidense se beneficiaba de una "posición dominante"

Google, "decepcionado"

En el centro de la disputa están los fragmentos de artículos, fotos, infografías o vídeos que aparecen en los resultados del buscador. En un principio, Google se negó a reconocer estos "derechos relacionados con los derechos de autor" e intentó, en vano, que los editores franceses cedieran gratuitamente sus derechos. 

Noticias relacionadas

El organismo de competencia impuso, en abril de 2020, "medidas de urgencia" a la empresa estadounidense, instándola a negociar "de buena fe" una retribución. Este martes, la instancia francesa ha sido tajante: Google no cumplió con sus obligaciones

El portavoz de Google, a través de un mensaje enviado a la agencia AFP, lamenta el arbitraje francés: “Estamos muy decepcionados por esta decisión porque actuamos de buena fe durante todas las negociaciones. Esta multa no refleja los esfuerzos que se han realizado ni la realidad del uso de los contenidos de actualidad en nuestra plataforma".