Crisis en Cuba

Díaz Canel pide a los cubanos que no se dejen manipular

  • El presidente cubano se dirige al país tras las inéditas protestas en las calles

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, instando a sus afines a combatir las protestas callejeras.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, instando a sus afines a combatir las protestas callejeras. / Yander Zamora (EFE)

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Corresponsal en Buenos Aires

Especialista en se ha especializado en temas políticos relacionados con la región pero también ha abordado cuestiones culturales y deportivas

Escribe desde se encuentra en la ciudad de Buenos Aires

ver +

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel, utilizó una sorprendente analogía para explicar las protestas que sacudieron a Cuba el domingo: las comparó con lo ocurrido en Venezuela durante 2017, cuando los enfrentamientos entre opositores radicalizados y las fuerzas de seguridad provocaron más de 100 muertos. No en vano, dijo, el primer mensaje de solidaridad que recibió fue el de su colega Nicolás Maduro. La recurrencia a aquella crisis venezolana parece hablar, sin decirlo, de la dimensión de los problemas sociales que atraviesa la isla, y los peligros que se insinúan en el horizonte.

Díaz Canel, que a mediados de abril fue elegido la principal autoridad del Partido Comunista (PCC), se vio este lunes obligado a fijar la posición del Gobierno frente a las movilizaciones e incidentes que se conocieron en La Habana y otras pequeñas ciudades de un país agobiado por la debacle económica y el avance del covid-19. El presidente reconoció que "no todos" los que salieron a las calles "son contrarevolucionarios". Apenas "una minoría". En ese sentido admitió que "tenemos personas insatisfechas, con confusiones e incomprensiones, falta de información y el deseo de manifestarse”. Aquellos que lanzaron cascotes a la policía, destrozaron sus carros, saquearon tiendas de electrodomésticos o gritaron "abajo el comunismo", están vinculados con "un sector que delinque". Para el presidente, “es legítimo tener insatisfacciones” pero le pidió a la sociedad que tenga la capacidad “de discernir dónde nos quieren manipular”.

La pandemia avanza en Matanzas

La protesta tuvo otro condimento: el avance de la pandemia en la provincia de Matanzas.  En los territorios de riesgo, incluida la capital, se realizan pruebas con dos de las cinco vacunas que desarrolla Cuba: 'Soberana 02' y 'Abdala', de alta eficacia, de acuerdo con las autoridades.

El verano suele ser impiadoso en la mayor de las Antillas por sus altas temperaturas. A la escasez se han sumado los cortes de luz. Díaz Canel atribuyó todos los problemas al bloqueo de los Estados Unidos, vigente desde 1962. Washington, dijo, tiene un "discurso de calumnias y de doble rasero" frente a lo que sucede en la isla. "Estados Unidos apoya la libertad de expresión y reunión en Cuba, y condenará enérgicamente cualquier violencia o ataque contra los manifestantes pacíficos que ejercen sus derechos universales", había señalado el domingo el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan.

Historial de crisis

Con el de las últimas horas, los cubanos han sido testigos de tres estallidos sociales desde el triunfo del castrismo, en 1959. El primero, en 1980, se conoció como "la crisis del Mariel", en relación al puerto habanero por el cual se fueron a La Florida más de 100.000 personas. Catorce años más tarde, y en medio del colapso económico derivado de la disolución de la Unión Soviética, el principal proveedor de la isla, tuvo lugar el llamado "Maleconazo". Fidel Castro se involucró personalmente para desactivar lo que parecía ser una bomba social. Los episodios recientes se diferencian de los anteriores por dos razones de peso: ya no existe una figura como el extinto "Comandante en Jefe", capaz de gestionar el malestar colectivo. El otro factor está relacionado con los profundos cambios tecnológicos que han modificado de manera radical los conflictos políticos. En ese país de 11 millones de personas circulan al menos siete millones de teléfonos. Por eso, esta es la primera protesta filmada y hasta transmitida a través de las redes sociales.

El espejo venezolano  

Noticias relacionadas

Ese nuevo carácter de la disputa le permitió a Díaz Canel formular la comparación con Venezuela. El ex embajador en Caracas, y actual jefe ideológico del PCC, Rogelio Polanco Fuentes, aseguró que se está tratando de implementar en territorio cubano un "manual de lucha no convencional" que es una suerte de "golpe blando". Esas "tácticas de la lucha no violenta" buscan "inducir acciones de represión que generen la percepción de que se violan los derechos humanos". Todo eso "está potenciado por la existencia de un espacio público digital facilitan la generación de noticias falsas”. Cuba, remarcó, derrotará a sus enemigos como lo hizo el madurismo. Una de las primeras medidas fue la censura en internet.

La diferencia entre el caso venezolano y el cubano es sin embargo relevante: en el primer país existen partidos políticos opositores mientras que en la isla solo se conocen expresiones inorgánicas.