En Estados Unidos

Las autoridades descartan encontrar supervivientes en el edificio derrumbado en Miami

  • Se ha abandonado oficialmente la operación de rescate y se pasa a la recuperación de restos

  • 35 de los 60 muertos confirmados han sido identificados y quedan 80 personas no localizadas

Los equipos de rescate, en el edificio derrumbado de Miami.

Los equipos de rescate, en el edificio derrumbado de Miami. / EP

2
Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

La esperanza de un milagro ha quedado formalmente enterrada bajo las toneladas de escombros del edificio que hace 15 días se derrumbó en Surfside, en Florida. El miércoles las autoridades informaron de que habían acordado poner fin oficialmente a la operación de búsqueda y rescate, que ha pasado a ser una de búsqueda y recuperación de restos. Quedan sin localizar 80 personas que se sabe o se cree que estaban dentro del edificio Champlain Towers South, en cuyo colapso hay por ahora 60 muertes confirmadas. Solo 35 de los fallecidos han sido identificados hasta el momento.

La decisión se ha adoptado en parte por factores de ingeniería y con el consenso de los expertos involucrados en la operación, incluyendo los equipos especializados de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias o el llegado desde Israel y no ha sido fácil. De hecho, la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, la definió entre lágrimas como una “extremadamente difícil” pero también necesaria. “Todos habíamos pedido a Dios un milagro”, declaró. “En este punto hemos agotado todas las opciones que teníamos disponibles en la misión de búsqueda y rescate”.

Lo más “devastador” para la alcaldesa fue comunicárselo a las familias, algo que se hizo en una reunión privada en la que también se dirigió a esos familiares de desaparecidos Ray Jadallah, uno de los responsables de los bomberos del condado, que tuvo que ser dolorosamente franco. “Basándonos solo en los hechos, hay cero opciones de supervivencia”, les dijo Jadallah, que luego ante la prensa interpretó la decisión como una que puede contribuir a acabar con la angustia de la incertidumbre y la espera.

Derrumbe sin esperanza

La forma en que se derrumbaron y apilaron una sobre otra las 13 plantas del edificio construido en 1981 dio según el jefe de bomberos las probabilidades más bajas de que alguien sobreviviera. Aunque se confiaba en que pudieran haberse creado espacios donde alguien pudiera haberse refugiado esas esperanzas se desvanecieron cuando el fin de semana se demolió controladamente el resto del edificio y, con acceso desde ese momento a todo el solar, se pudo comprobar que no existían esas burbujas potencialmente salvavidas.

Noticias relacionadas

El miércoles se anunció también que un gran jurado estudiará cómo intentar prevenir derrumbes similares al de Surfside. La iniciativa ha partido de la oficina de la fiscal del estado en el condado, Katherine Fernández Rundle, y las pesquisas se iniciarán cuando concluya la investigación que determine las causas, aún no conocidas, del derrumbe. La meta es prevenir un desastre similar “no solo en Surfside y en condominios de viviendas sino en todos los edificios y estructuras de costa y áreas cercanas del país”, explicó la fiscal en un comunicado, en el que también mostró al esperanza de que como resultado del trabajo del gran jurado “la gente de Miami-Dade pueda descansar mejor y dormir profundamente sabiendo que están seguros en sus hogares”.