En París

El Foro Generación Igualdad reúne 40.000 millones para impulsar la igualdad de género

  • El covid-19 es un “virus antisocial y antifeminista”, “la pandemia ha marcado un enorme retroceso en materia de igualdad”, advierte Emmanuel Macron en un encuentro capitaneado por ONU Mujeres y copresidido por Francia y México

Conferencia sobre desigualdad de género.

Conferencia sobre desigualdad de género.

3
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

"Hubo un antes y un después de la conferencia de Pekín sobre los derechos de la mujer en 1995, y habrá un antes y un después del Foro Generación Igualdad en París en 2021. No hay elección”. Con esta promesa, el presidente francés, Emmanuel Macron, inauguró la cumbre internacional destinada a impulsar la igualdad entre hombres y mujeres a nivel mundial. Tras tres días de conferencias y debates entre organizaciones internacionales, dirigentes políticos, asociaciones y activistas, el encuentro concluyó este viernes con el lanzamiento de un plan de acción global de 40.000 millones de dólares destinado a promover la igualdad de género en los próximos cinco años.

Un proyecto que llega en un momento especialmente delicado, cuando los derechos de las mujeres y niñas padecen un importante retroceso, agravado por la epidemia de coronavirus. La covid-19 es un “virus antisocial y antifeminista”, “la pandemia ha marcado un enorme retroceso en materia de igualdad”, afirmó Macron durante la inauguración del encuentro, el miércoles 30 de junio. “Las primeras víctimas de la crisis sanitaria [son las mujeres] -recordó el mandatario francés-. En el último año y medio, 47 millones de mujeres más han caído en la pobreza”.

"Innovación, solidaridad e inclusión"

"[La crisis sanitaria desatada por] la covid-19, junto a otras barreras, son ahora una inspiración aún mayor para [promover] la innovación, la solidaridad y la inclusión", resumió la embajadora de la Unión Africana para la erradicación del matrimonio infantil, Nyaradzayi Gumbonzvanda, al final del encuentro, dirigido por la agencia de Naciones Unidas para las Mujeres y copresidido por Francia y México.

El Foro Generación Igualdad marca "un cambio positivo e histórico de poder y perspectiva", subrayó Phumzile Mlambo-Ngcuka, responsable de ONU Mujeres. "Juntos hemos movilizado a diferentes sectores de la sociedad, desde el sur hasta el norte, para convertirnos en una fuerza formidable, dispuesta a abrir un nuevo capítulo en la igualdad de género", se felicitó Mlambo-Ngcuka tras tres largas jornadas en busca de compromisos comunes.

Este nuevo capítulo contará con la movilización de 40.000 millones de dólares, un montante que permitirá financiar, a lo largo de los próximos cinco años, diferentes programas de salud reproductiva, educación, liderazgo o empoderamiento económico. "[...] La falta de financiación es una de las principales razones de la lentitud de los avances en materia de igualdad de género y de la aplicación de la agenda de derechos de la mujer de la histórica Conferencia de Pekín de 1995 -explica la ONU en un comunicado-. Al cierre del Foro, los Gobiernos y las instituciones del sector público se han comprometido a invertir 21.000 millones de dólares en igualdad de género, el sector privado 13.000 millones y la filantropía 4.500 millones".

"Fuerzas reaccionarias, patriarcales", contra la igualdad de género

Noticias relacionadas

Buenas noticias para el combate por la igualdad de género, degradada no sólo por la crisis sanitaria, sino también por el retroceso capitaneado por ciertos dirigentes políticos. “[Existen] fuerzas reaccionarias, patriarcales que tratan de retomar el poder en una forma de ‘internacional del conservadurismo’ y quieren cuestionar décadas de acervo [de la acción feminista]”, alertó Macron durante su intervención en el Foro. La reciente retirada de Turquía del Convenio de Estambul contra la violencia de género y la decisión de Polonia de prohibir casi en su totalidad el aborto, se inscribirían en esta preocupante tendencia ultraconservadora.

Un análisis compartido por el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, que también participó en la ceremonia de inauguración del encuentro. Los defensores de los derechos de las mujeres deben librar una "batalla ideológica contra las fuerzas conservadoras que se están desarrollando en todo el mundo y que están cuestionando" los logros de la conferencia de Pekín, advirtió Guterres. La contienda no será fácil, pero, al menos, ahora cuenta con un respaldo económico elemental.