al borde del cisma

La crisis en el Movimiento Cinco Estrellas pone en jaque al Gobierno de Draghi

  • Grillo ha arremetido sin medias tintas contra Conte al asegurar que no podrá resolver los problemas de la formación

Giuseppe Conte (izquierda) y Beppe Grillo, en una imagen de septiembre del 2020.

Giuseppe Conte (izquierda) y Beppe Grillo, en una imagen de septiembre del 2020. / EFE / RICCARDO ANTIMIANI

3
Se lee en minutos

El fundador del Movimiento Cinco Estrellas (M5S) italiano, Beppe Grillo, y el exprimer ministro Giuseppe Conte se han enzarzado en una pugna por el liderazgo y futuro del partido antisistema, la mayor fuerza del país y ahora al borde del cisma.

Grillo ha arremetido sin medias tintas contra Conte, que gobernó el país durante dos años y medio, al asegurar que no podrá resolver los problemas de la formación "porque no tiene ni visión política ni capacidad de dirección".

Además ha convocado una consulta por internet, tradicional método de toma de decisiones del partido, para que sus militantes elijan un "Comité Directivo" que elabore un plan de acción ante las próximas generales de 2023. Un día antes Conte había confirmado su idea de tomar las riendas de la formación pero, eso sí, sin depender de la voluntad de su fundador: Grillo debe decidir si es "un padre generoso" que deja crecer a su creación o un "padre patrón" y sobreprotector, sostuvo.

Esta crisis interna amenaza la estabilidad del Gobierno de unidad de Mario Draghi en el que el Movimiento Cinco Estrellas tiene un gran peso De escindirse, Draghi perdería a su socio mayoritario, lo que afectaría al proyecto del Ejecutivo.

Actitud "autárquica"

El exprimer ministro ha lamentado este jueves el desaire del fundador del M5S y ha calificado su actitud de "autárquica". "No solo es una decepción para mi, sino una mortificación para toda una comunidad que yo he conocido bien y he apreciado", ha dicho en referencia a las bases del partido. Y preguntado por un periodista de "Il Corriere de la Sera" sobre si seguiría con sus ambiciones políticas, Conte ha respondido: "Jamás un paso atrás".

El M5S, fundado en 2009 en plena crisis económica, no tiene un líder claro desde la dimisión en enero de 2020 de Luigi Di Maio, el actual ministro de Exteriores, y esta lejos de ser el más votado como ocurrió en las generales de 2018. Así lo indica el poco apoyo electoral que obtuvo en las elecciones regionales y locales. Tras ser el partido más votado en las generales de hace tres años, el M5S llegó al Gobierno, primero aliándose con la ultraderechista Liga y después, desde agosto de 2019, con el Partido Demócrata (PD, centroizquierda). Dos pactos que le han sumido en una profunda crisis de identidad.

Los dos gobierno estuvieron dirigido por Conte, un abogado hasta entonces prácticamente desconocido pero que logró durante su mandato un alto índice de popularidad por su gestión de la pandemia. Conte tuvo que dimitir el pasado mes de enero por falta de apoyo parlamentario.

Sangría electoral

En todo caso, muchos en el M5S vieron en Conte una solución a la sangría electoral que atraviesa la formación "antipolítica", y así él mismo se propuso para dirigirla, lo que le ha acabado enfrentando a su fundador, retirado de la política pero aún muy influyente.

La disputa entre los dos acerca el riesgo de cisma en un partido ya muy dividido entre quienes abogan por volver a su origen contestatario y activista, el "antipolítico", y los que creen que debe mantener la línea actual, mucho más institucional y de Estado.

Noticias relacionadas

Tal es así que Vito Crimi, "regente" provisional del partido desde la salida de Di Maio, expresó hoy públicamente su desacuerdo con la consulta convocada por Grillo e incluso reconoció que está meditando su permanencia en el partido.

Conte además puede contar con el apoyo de los exponentes de la formación y líderes de facciones internas como Stefano Patuanelli, actual ministro de Agricultura; Riccardo Fraccaro, que fue su ministro de Relaciones con el Parlamento, o Alfonso Bonafede, ministro de Justicia en su gabinete y su alumno y mentor en el M5S.