Escalada de tensión

Rusia asegura haber efectuado disparos de advertencia contra un destructor británico

Moscú afirma que el barco de guerra había violado sus aguas territoriales al sur de la Península de Crimea, en el Mar Negro

23/6/2021 0:00:00Imagen del destructor británico ’Defender’.

23/6/2021 0:00:00Imagen del destructor británico ’Defender’. / BEN SHREAD / BRITISH ROYAL (EFE / BRITISH ROYAL)

1
Se lee en minutos
El Periódico

La Flota del Mar Negro de la Armada Rusa ha abierto fuego a modo de advertencia contra el destructor británico Defender, que ingresó en aguas territoriales de Rusia cerca del cabo Fiolent, al sur de la península de Crimea, anexionada ilegalmente por Rusia en 2014, según han asegurado las autoridades de Moscú. El Ministerio de Defensa británico, sin embargo, ha desmentido la información y ha señalado que el buque realizaba "un paso inocente a través de aguas territoriales ucranianas, de acuerdo con el derecho internacional". Según la entidad castrense británica, la Armada Rusa llevaba a cabo ejercicios navales, y eso fue lo que comunicó a la Marina de Reino Unido.

"El destructor (británico) fue advertido con antelación sobre el posible uso de armas en caso de que violase la frontera estatal de Rusia y no reaccionó a la advertencia ante lo cual la Flota del Mar Negro abrió fuego de advertencia", ha informado el Ministerio de Defensa ruso, citado por la agencia Interfax. Primero, un navío guardacostas efectuó dos disparos de advertencia y, posteriormente, un avión Su-24M lanzó cuatro bombas OFAB-250 delante del destructor, ha insistido Moscú.

Violación de la frontera

"Las acciones conjuntas de la Flota del Mar Negro y las tropas guardafronteras detuvieron la violación de la frontera estatal rusa por parte del destructor Defender, que se retiró de las aguas territoriales rusas", ha señalado la entidad castrense. Tras el incidente, el Ministerio de Defensa citó al agregado militar de la Embajada de Reino Unido en Rusia.

Noticias relacionadas

El pasado 14 de junio Rusia informó de que la Armada Rusa había iniciado el seguimiento del destructor británico y de la fragata Everton de la Marina holandesa tras el ingreso de ambos buques al mar Negro.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, país al que pertenecía Crimea, ha afirmado, por su lado, que el incidente demuestra que las "políticas agresivas y provocativas" de Rusia en el Mar Negro y el cercano Mar de Azov constituyen una "amenaza continua para Ucrania y sus aliados". En un tuit, ha pedido a la OTAN que coopere con Ucrania en el Mar Negro.