Drama humanitario

Las más de 400 personas rescatadas por el barco de Médicos Sin Fronteras desembarcan en Sicilia

  • Italia autorizó este jueves la llegada de cientos de supervivientes a bordo del navío ‘Geo Barents’

  • Más de 800 personas han muerto en lo que va de año en el Mediterráneo tratando de llegar a Europa

Médicos Sin Fronteras es la única oenegé que rescata migrantes actualmente en el Mediterráneo central.

Médicos Sin Fronteras es la única oenegé que rescata migrantes actualmente en el Mediterráneo central. / Avra Fialas / Efe

1
Se lee en minutos
Agencias

Las 410 personas rescatadas por el barco de Médicos Sin Fronteras (MSF) ‘Geo Barents’ cuando iban a la deriva han desembarcado este sábado por la mañana en la isla italiana de Sicilia. "Deseamos que la próxima fase de su viaje sea segura y digna", ha tuiteado la oenegé.

Las autoridades italianas autorizaron este jueves el atraque en Sicilia del barco 'Geo Barents'. MSF, que compartió en Twitter imágenes de celebraciones a bordo, explicó que "los 410 supervivientes podrán finalmente desembarcar en Augusta", siete días después de que el barco efectuase su primer rescate en la zona central del Mediterráneo. "Un rescate no se considera terminado hasta que la gente desembarca en un lugar seguro", enfatizaron en Twitter.

La ausencia de un mecanismo fijo para gestionar este tipo de casos obliga a estudiar cada petición de las ONG de forma individual, lo que ralentiza la llegada a puerto de las personas rescatadas. El establecimiento de un mínimo consenso es una de las peticiones recurrentes de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, así como pactos para reubicar a los migrantes una vez en tierra.

Noticias relacionadas

800 muertes en el Mediterráneo

Más de 800 personas han perecido este año en el Mediterráneo, de las cuales al menos 675 han perdido la vida en la ruta central, que conecta el norte de África con Italia y Malta, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Además, más de 13.000 migrantes han sido interceptados y devueltos a Libia por la Guardia Costera de este país, más que en todo 2020.