Campaña de inmunización

El Reino Unido estudia obligar a vacunarse a los empleados de residencias de ancianos

  • Según datos del Ejecutivo británico, una quinta parte del personal del 47% de las residencias de Inglaterra han rechazado inmunizarse

Una trabajadora de una residencia de Leicester observa a una anciana mientras lanza un arco.

Una trabajadora de una residencia de Leicester observa a una anciana mientras lanza un arco. / TIM KEETON (EFE)

2
Se lee en minutos
Efe

El Gobierno británico planea obligar a vacunarse contra el covid-19 a los empleados de residencias de ancianos en Inglaterra, entre críticas de las empresas del sector, que creen que ello generará litigios y dificultará la contratación de personal, informa este miércoles la BBC.

La ministra de Comercio Internacional, Liz Truss, ha indicado que el Gobierno conservador hará un anuncio sobre el asunto "de forma inminente", y subrayó que la prioridad es "salvar vidas".

La BBC explica que, según estos planes, los trabajadores de las residencias sin exención médica que aún no se hayan vacunado -hace meses que se les ofreció al ser un grupo preferente-, contarán con un plazo de 16 semanas para inmunizarse y, si no lo hacen, podrán ser recolocados o despedidos.

La cadena pública señala además que el Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, abrirá un periodo de consulta a fin de determinar si esta misma medida, que causa polémica al ser forzosa, debe aplicarse a otros empleados de los sectores sanitario y de asistencia social.

El Ejecutivo está preocupado porque, según datos del pasado febrero, un 47% de las residencias de Inglaterra, que pueden ser de gestión pública o privada, tenían al menos una quinta parte del personal que no se había inmunizado, pese a habérseles ofrecido la vacuna.

Problemas legales

El presidente del grupo independiente de servicios de asistencia, Mike Padgham, que tiene varias residencias en el norte inglés, dijo sin embargo a la emisora que convertir la vacunación en obligatoria creará muchos problemas, de contratación y legales.

"Parece que luchamos dos batallas, contra el covid y en varios aspectos contra el Gobierno, que no parece entender al sector de asistencia social", declaró.

"La gente debe vacunarse, cada empleado debe hacerlo, pero creo que la manera de abordarlo es a través de la persuasión y no de la coerción o la obligatoriedad", añadió.

La medida planeada por el Gobierno se aplicaría en principio solo en Inglaterra -la región más poblada del Reino Unido, con 56 de 67 millones de habitantes-, pues Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen sus propias competencias.

Noticias relacionadas

En Inglaterra, se estima que unas 40.000 muertes por covid se han producido en el ámbito de residencias y cuidado social, frente a un total de 127.917 decesos en todo el Reino Unido desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Según los últimos datos oficiales, 30,3 millones de personas han recibido ya las dos dosis preceptivas de la vacuna en el país, un 57,4% de la población adulta, y 41,8 millones, o un 79,4%, han sido inoculados con la primera, que empezará a ofrecerse ya a jóvenes de 18 años.