Conflicto árabe-israelí

Israel pone en riesgo el alto el fuego con nuevos bombardeos sobre Gaza

  • El Ejército hebreo responde a los lanzamientos de globos incendiarios desde la Franja poco antes de la celebración de la Marcha de las Banderas en Jerusalén

  • Hamás gana más apoyos que Fatah entre los palestinos y su líder, Ismail Haniyeh, se declararía vencedor en unas elecciones ante el ausente presidente Abás, según un sondeo

Ataque aéreo en la Franja de Gaza.

Ataque aéreo en la Franja de Gaza. / Ashraf Amra/APA

3
Se lee en minutos
Andrea López-Tomàs
Andrea López-Tomàs

Periodista y politóloga.

ver +

El alto el fuego entre Hamás e Israel peligra. Israel ha lanzado este martes por la noche un nuevo ataque aéreo sobre Gaza en respuesta a los globos incendiarios de Hamás que han provocado al menos 20 incendios en el sur de Israel. La belicosa Marcha de las Banderas celebrada este martes en Jerusalén ha sido la mecha que ha prendido la violencia en los cielos. La milicia islamista se erige como defensora de la Ciudad Santa, recibiendo mayor apoyo del conjunto de la sociedad palestina. 

Desde su cuenta de Twitter, el Ejército de Israel ha indicado que estos ataques han alcanzado objetivos militares del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en el sur de la Franja y en ciudad de Gaza. "Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) están preparadas para todos los escenarios, incluida la reanudación de las hostilidades, frente a los continuos actos terroristas de la Franja de Gaza", han apuntado.

Wafa, la agencia oficial de noticias palestina, también ha informado de que se han lanzado dos misiles sobre el sur de la Franja, y al menos uno en la ciudad de Gaza que han provocado daños materiales. De momento no hay que lamentar daños personales. Hamás ha definido los ataques como "un intento fallido de detener la solidaridad y resistencia de nuestro pueblo con la Ciudad Santa". 

Mayor apoyo a Hamás

"La valiente resistencia seguirá siendo el escudo protector de nuestro pueblo, y el comportamiento de la ocupación israelí en el terreno determinará el curso y la naturaleza de enfrentarla", ha afirmado la milicia islamista. La mayoría de los palestinos consideran a Hamás la vencedora de la reciente ofensiva israelí sobre Gaza, que acabó con la vida de 256 palestinos y 13 israelís. Además, una encuesta del Centro Palestino de Investigación de Políticas y Encuestas ha constatado el apoyo creciente a la facción palestina en detrimento de Fatah.

Consideran que Hamás se merece más representar y dirigir al pueblo palestino que el presidente Mahmud Abás, ausente durante los ataques. Si Abás y Ismail Haniyeh, líder de Hamás, fueran los únicos dos candidatos a la elección presidencial, ganaría el último por un 53%. El próximo 31 de julio deben celebrarse elecciones presidenciales en Palestina, las primeras en 15 años tras la cancelación de los comicios parlamentarios del pasado 22 de mayo. Según dos tercios de los encuestados, Abás retrasó las elecciones porque temía por los resultados. 

"Vergüenza para Israel"

"Bennett no puede permitirse el lujo de mostrar moderación contra Hamás y, por lo tanto, el Ejército tendrá que recomendar una respuesta lo suficientemente fuerte como para ser adecuada, pero no tan fuerte como para provocar nuevos combates", escribe Amos Harel en Haaretz. La aprobación de la provocadora Marcha de las Banderas pese a las amenazas de Hamás muestra que el nuevo primer ministro no se amedrenta frente a la milicia. Gritos de 'muerte a los árabes' y 'vive y sufre' llenaron las calles de Jerusalén antes vaciadas de palestinos. 

Noticias relacionadas

El ministro de Exteriores y futuro primer ministro, Yair Lapid, criticó la actuación de los judíos ultranacionalistas. "Es inconcebible cómo se puede sostener la bandera de Israel y al mismo tiempo gritar muerte a los árabes; esto no es judaísmo ni israelidad, estas personas son una vergüenza para el pueblo de Israel", ha dicho en un cambio significativo del discurso de su predecesor Netanyahu. Israel ha asegurado a la Autoridad Palestina y a Jordania que no estaban buscando una escalada, según ha informado la emisora pública Kan. También desde El Cairo, fuentes diplomáticos han insistido a Hamás que evite la violencia. 

Gaza sigue tratando de recomponerse, de convivir con la muerte, el duelo y las ruinas. Aunque los ataques israelís desde el cielo esta vez apenas duraron 10 minutos, fue un recordatorio para los gazatís de la fragilidad del alto el fuego.