Salvo en determinados casos

Francia dejará de obligar a llevar mascarilla en exteriores a partir del jueves

Gente con mascarilla pasea por Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, en París.

Gente con mascarilla pasea por Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, en París. / REUTERS / GONZALO FUENTES

3
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

Buenas noticias para los franceses: a partir de mañana jueves, el uso de mascarillas dejará de ser obligatorio en espacios abiertos y el toque de queda, en vigor a partir de las 23h, será abolido el próximo domingo. Según el calendario inicial, ambas medidas debían ser derogadas el próximo día 30.

El uso de la mascarilla seguirá siendo necesario "cuando se esté en grupo, en un lugar concurrido, en una cola, en un mercado o en las gradas de un estadio", explicó el primer ministro, Jean Castex, al término del Consejo de Ministros. También será obligatorio en los espacios cerrados, como las oficinas y el transporte público, y en los patios de las escuelas donde se dan "situaciones de agrupación y proximidad".

El alivio de las restricciones ha cogido por sorpresa a propios y extraños, ya que este mismo martes, el ministro de Sanidad, Oliver Véran, lanzó un llamamiento a la "vigilancia colectiva" frente a la variante Delta. "En las próximas semanas, el uso de la mascarilla seguirá siendo la norma [...] no hay razón para cambiarla", dijo Véran, señalando que sería "durante el verano" y "en función de la situación epidémica" cuando las autoridades empezarían a aligerar las restricciones sanitarias.

El jefe del Gobierno, que justo este miércoles culminó una semana de aislamiento por un contacto estrecho con un positivo por covid-19, desdijo a su ministro alegando que "la situación sanitaria mejora más rápido de lo que se esperaba". Con unos 12.300 pacientes ingresados por coronavirus, 2.000 de entre ellos en los servicios de reanimación -una cifra más que alentadora teniendo en cuenta que a finales de abril la cifra alcanzó los 6.000-, el primer ministro consideró "particularmente positiva" la reducción de la presión hospitalaria. La curva de contagios también registra una tendencia a la baja con menos de 5.000 nuevos casos diarios.

En este contexto, el toque de queda, que dicta los horarios de los franceses desde hace más de siete meses, también será abolido antes de lo previsto: a partir del próximo 20 de junio, y no del día 30 como establecía inicialmente el plan gubernamental, dejará de ser necesario consultar el reloj para llegar a casa a tiempo.

A pesar de la derogación del toque de queda, los protocolos sanitarios en los eventos públicos continuarán vigentes hasta el 30 de junio, por lo tanto, en la Fiesta de la Música, una cita que se vaticina multitudinaria el próximo día 21, los participantes deberán respetar los gestos barrera. Los bares, restaurantes y salas de espectáculo también tendrán que respetar los aforos en vigor.

Con 16,5 millones de franceses vacunados con la pauta completa (un poco de más de un quinto de la población), el primer ministro instó a acelerar aún más el ritmo de las labores de inmunización; su objetivo es alcanzar los 35 millones a finales de agosto. Según los últimos datos disponibles, entre el 14 y el 15 de junio se administraron más de 678.000 vacunas. "Estamos viviendo un momento feliz de vuelta a una forma de vida normal; estamos en el buen camino", insistió Jean Castex, aplaudiendo, en especial, el trabajo de los sanitarios franceses y de los empleados de los centros de vacunación.

Andorra, también

Andorra, país limítrofe con Francia, es otro de los estados que eliminará la obligatoriedad de usar mascarilla en el exterior, también a partir de la medianoche de este jueves, según ha podido confirmar El Periódico.

El ministro de Salud andorrano, Joan Martínez Benazet, ya preveía eliminar esta restricción hacia medios de junio en función del desarrollo de la campaña de vacunación, algo que se ha decidido en la reunión de consejo de ministros de este miércoles por la mañana y que se publicará en el Butlletí Oficial del Principat d'Andorra (Bopa)  la medianoche de este miércoles al jueves.

En España, pronto

Noticias relacionadas

Precisamente, en España, Pedro Sánchez, ha anunciado que "pronto" la mascarilla dejara de ser obligatoria en la calle. "Pronto vamos a abandonar las mascarillas en la calle" gracias a que España ha alcanzado "velocidad de crucero en la vacunación", ha dicho el presidente durante un encuentro empresarial en Madrid acompañado por el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, que ha viajado a España en visita de Estado.

La retirada de la mascarilla es uno de los asuntos que tienen sobre la mesa el Ministerio de Sanidad y las autonomías en vistas de la buena evolución de la pandemia y del ritmo de vacunación en España.