Alivio en el campo

Así afectará al aceite, al vino y al jamón español la suspensión de los aranceles entre EEUU y la UE

  • Washington y Bruselas pactan paralizar durante cinco años los impuestos a las exportaciones de varios productos

  • El recrudecimiento de la guerra comercial perjudicó especialmente al sector agroalimentarios español

Así afectará al aceite, al vino y al jamón español la suspensión de los aranceles entre EEUU y la UE

Unsplash

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han decidido este martes cerrar una de sus mayores disputas al anunciar un acuerdo que, para los próximos cinco años, pone fin a los aranceles que durante casi dos décadas han castigado la exportación de productos del sector aeronáutico y del agroalimentario.

Durante 17 años ambos bloques han mantenido a flote una profunda pugna por los subsidios a las aerolíneas Boeing y Airbus que degeneró en una guerra comercial que relanzó los aranceles entre ambos bloques hasta un total de 10.000 millones de euros en exportaciones.

Esta disputa había lastrado significativamente al campo español, exportador de productos afectados como el vino, el queso, el aceite, las aceitunas o el jamón. Se calcula que las sanciones impuestas por Washington habían castigado a las exportaciones españolas por un valor de 1.000 millones de euros.

“Es una magnífica noticia. Volvemos a la senda del multilateralismo que nunca se debería haber dejado de lado”, ha asegurado Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, en un comunicado.

Alivio para el campo español

El histórico acuerdo entre ambas partes supone un alivio para el sector agroalimentario español. En octubre de 2019 el entonces presidente estadounidense Donald Trump anunció aranceles por valor de unos 6.100 millones de euros que afectaban especialmente a productos como el vino, el aceite y el jamón, que pasaban de 3% al 25%. El gravamen contó con la autorización de la Organización Mundial del Comercio (OMC), informa Silvia Martinez desde Bruselas.

Aunque tenía a la UE como objetivo, el recrudecimiento de la guerra comercial impulsado por Trump ha golpeado especialmente a España, pues uno de cada cinco bienes alimentarios que salen del continente provienen del campo español. El Banco de España calculó el 2019 que esa pugna arancelaria reduciría un 12% las ventas del sector agroalimentario español en EEUU. COAG Andalucía señaló que el impacto se acercaría a los 1.000 millones de euros.

Así pues, la paralización de esos aranceles da una tregua de cinco años al campo español para que pueda exportar sus productos a EEUU en condiciones más favorables y revertir así una situación que el ministro ha descrito como “injusta”.

Noticias relacionadas

Frentes abiertos

El documento, suscrito por Joe Biden, Ursula von der Leyen y Charles Michel, no incluye una suspensión de los aranceles al acero y al aluminio, pugna aún abierta a ambos bandos del Atlántico. Sin embargo, se espera que en la cumbre de este martes se fije un plazo hasta el 1 de diciembre para poner punto y final a esos aranceles, según un borrador de un comunicado al que ha tenido acceso Reuters.