Turismo inmunológico

Mexicanos con recursos viajan a EEUU para vacunarse contra el covid

  • Una de cada cuatro personas que se inoculan en el estado de Texas proceden del país norteamericano

Centro de vacunación en la localidad fronteriza de El Paso, Texas.

Centro de vacunación en la localidad fronteriza de El Paso, Texas. / José Luis González / Reuters

Se lee en minutos
Victoria Flores

Peruanos, colombianos, venezolanos, pero, sobre todo, mexicanos viajan a Estados Unidos para ser vacunados del covid cuanto antes y así esquivar el retraso en los planes de vacunación en sus respectivos países. “Va a faltar mucho tiempo para que nos la apliquen y como familia no estamos tranquilos”, explica Luisa, que dentro de unos días viajará a Chicago.

Hace unos meses que varios estados de EEUU anunciaron vacunas para turistas mayores de 16 años. “Tenemos una tía que vive en Dallas y, desde que Texas abrió las puertas, ella nos animó a ir”, cuenta Fabiola, que tiene 24 años y está ahora con su hermana en la ciudad estadounidense. De hecho, según el  Centro de Investigación de Turismo Médico de la Universidad Incarnate Word (UIW) de San Antonio, al menos un 25% de los vacunados en el estado de Texas son mexicanos.

Demanda de vuelos

Ellas mismas señalan que “demasiados” conocidos han tenido la misma idea y han ido a distintas ciudades estadounidenses a ser inoculados. “Contamos con el privilegio y los recursos para poder venir a EEUU”, subraya Fabiola. El incremento de la demanda de viajes a EEUU y, especialmente a Texas, ha hecho que surjan nuevas rutas aéreas y que el precio de los vuelos aumente. “Íbamos a ir a Texas, pero los vuelos subieron tres veces su precio, era impagable”, apunta Luisa.

Es tan alta la demanda de viajes a EEUU desde el país vecino que hasta 50 empresas ofrecen viajes especiales, según la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes. Estos paquetes incluyen el vuelo, el desplazamiento, el alojamiento y el traslado a un centro de vacunación por unos 1.000 dólares (algo más de 800 euros), como explica la BBC. Aunque la vacunación es el motivo principal de los viajes, muchos aprovechan también para conocer las ciudades que visitan. "Es una ciudad bonita y queríamos conocerla, queremos hacer turismo, ir de compras..., disfrutar el viaje", indica Luisa.

Nueva York vacuna a todos los turistas que así lo deseen.

/ Peter Foley / Efe

Proceso rápido y sencillo

La mayoría de ellos escogen la vacuna de Janssen que, al ser de una sola dosis, simplifica el proceso. "Quería ponerme Pfizer, pero eso implicaba, o quedarme un mes aquí, lo que no era rentable para mi empresa, o venir dos veces, que es lo que hace la mayoría, pero es más caro", lamenta Fabiola. Luisa también tiene cita con Janssen, de hecho, tuvo que esperar un tiempo para vacunarse al detectarse casos de trombosis. "Tampoco podíamos hacer tanto gasto y tenía miedo de no poder ingresar luego a ponernos la segunda", explica la chica.

A la hora de pedir la cita ninguna de las dos tuvo demasiados problemas. "Sacamos la cita una semana antes de venir y solo nos pidieron el nombre y fecha de nacimiento", cuenta Fabiola. No le pidieron nada más en la farmacia donde se vacunó. Tampoco tuvo problemas en la frontera, donde indicó que entraba en el país para inocularse. "El policía solo nos preguntó con cuál íbamos a vacunarnos", añade.

Noticias relacionadas

Falta de vacunas

"Debemos hacer todo lo posible para asegurar más dosis para todos. Estamos muy lejos de este objetivo, sobre todo en el caso de los países de bajos ingresos, que siguen luchando por proteger a los profesionales de la salud y a los más vulnerables", decía en sus redes sociales la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Por ahora, el presidente de EEUU, Joe Biden, ya ha prometido enviar un cargamento con 80 millones de dosis a final de junio a países con menos recursos.