Choque diplomático

La Eurocámara condena a Marruecos por usar a menores y migrantes en la crisis de Ceuta

  • El pleno reprueba la actuación de Rabat y la utilización de los controles fronterizos y defiende la inviolabilidad de las fronteras de los estados miembros

  • La resolución, apoyada por populares, socialistas, liberales y verdes, ha sido aprobada con 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones

Centenares de marroquís colapsan la oficina de asilo de la frontera entre Ceuta y Marruecos para pedir una cita.

Centenares de marroquís colapsan la oficina de asilo de la frontera entre Ceuta y Marruecos para pedir una cita. / CAPTURA VIDEO EFE

Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La crisis en la frontera entre la Unión Europea y Marruecos puede haberse calmado, pero las tensiones siguen lejos de estar resueltas. Una resolución aprobada este jueves por el Parlamento Europeo –por 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones– reprueba la actuación de Rabat en la frontera de Ceuta y rechaza la utilización por parte del Gobierno marroquí de los controles fronterizos y, en particular, de los menores no acompañados para ejercer presión política contra un Estado miembro. El texto ha salido adelante con el apoyo de los grandes grupos –PPE, Socialdemócratas, liberales y Verdes/ALE– de la Eurocámara y supone un nuevo cierre de filas de la UE con España.

La iniciativa, promovida tras la llegada el 17 y 18 de mayo de más de 9.000 personas de forma ilegal a la ciudad autónoma, lamenta muy especialmente que “menores no acompañados y familias hayan participado en el cruce masivo de la frontera entre Marruecos y la ciudad española de Ceuta, poniendo en peligro evidente sus vidas y su seguridad” y critica la “escalada en la crisis política y diplomática”, que según los eurodiputados no debería poner en peligro las relaciones estratégicas y privilegiadas entre Marruecos, la UE y España, y particularmente la lucha contra el terrorismo, la trata de seres humanos, el tráfico de drogas, la inmigración o el comercio.

Lluvia de reproches

"A los niños no se les lanza al mar para hacer política", ha reprobado el eurodiputado de Ciudadanos, Jordi Cañas, uno de los promotores de la iniciativa. "Marruecos es un socio estratégico" pero "con la vida de los niños se juega", ha dicho durante un debate previo celebrado este jueves plagado de reproches y críticas a Rabat por lo que muchos han definido como un "chantaje" o una forma de presión impropia de países amigos.

"No se ha portado como un socio estratégico", ha dicho Izaskun Bilbao (PNV). "Es inaceptable que las quejas de Marruecos se expresen a través de una violación masiva de la frontera española", ha añadido Javier Zarzalejos (PP). Los populares han reprochado al Gobierno español que podría haber gestionado mejor el ingreso hospitalario en La Rioja del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, aunque han reconocido que esto no justifica la actuación marroquí.

Rebajar la tensión

Pese a las críticas, los eurodiputados urgen a “apaciguar” las tensiones recientes y a restablecer una “asociación constructiva y fiable” basada en la confianza y el respeto mutuo. En este sentido, consideran positiva la decisión de las autoridades marroquíes de facilitar el regreso de todos los menores no acompañados identificados que se encuentren en la UE de forma irregular y pide a España y Marruecos que colaboren para posibilitar la repatriación de menores hasta sus familias y a Rabat que cumpla con sus compromisos para garantizar un retorno seguro.

Además, como ya hicieran los líderes europeos cuando estalló la crisis en la frontera, la Eurocámara insiste en que “Ceuta es una frontera exterior de la UE cuya protección y seguridad concierne a toda la UE”. En este sentido, acoge positivamente la “rápida reacción de la Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas”, que ofreció recursos para apoyar al Gobierno español y pide a la Comisión Europea que “ponga a disposición fondos de emergencia para hacer frente a la situación en Ceuta, incluida la financiación de capacidades adicionales para la acogida de menores no acompañados”. Vox y Unidas Podemos han pedido durante el debate sanciones contra Rabat y condicionar los fondos europeos.

El problema del Sáhara occidental

Noticias relacionadas

El pleno también aprovecha en el documento para lanzar un mensaje de solidaridad con los ciudadanos de Ceuta, reiterar “la inviolabilidad de las fronteras nacionales de los Estados miembros de la Unión y el respeto pleno e innegociable de la integridad territorial de los estados miembros de la UE” y advertir a Rabat de que “no se puede tolerar el menoscabo de la soberanía territorial de los estados miembros”.

La resolución también dedica un apartado a uno de los principales puntos de desencuentro entre Bruselas y Rabat: el Sáhara occidental. Pese a las presiones marroquís, los eurodiputados advierten de que la posición de la UE no ha cambiado y que se basa en el “pleno respeto de la legalidad internacional de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y el proceso político dirigido por la ONU para alcanzar una solución negociada justa, duradera, pacífica y mutuamente aceptable”.