Operación Ironside

Golpe internacional a las mafias globales: más de 800 detenidos en todo el mundo

  • Los investigadores han hackeado una aplicación de comunicaciones cifradas usada por el crimen organizado

  • Se han decomisado 8 toneladas de drogas, 148 millones de dólares y se han evitado más de 100 asesinatos

Europol informa de 800 arrestos en una operación mundial contra la comunicación cifrada. En la foto, detención en Sydenham (Victoria, Australia) en el marco de la operación Ironside. / POLICÍA DE VICTORIA / VÍDEO: EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

Más de 800 detenidos, 8 toneladas de drogas confiscadas y 148 millones de dólares en efectivo y en criptomonedas es el balance de la operación Ironside, un gigantesco operativo policial internacional contra el crimen organizado que ha permitido desmantelar unas 300 redes de mafias y narcotráfico en 18 países, desde Australia a Nueva Zelanda, pasando por Estados Unidos, Europa, América del Sur y Asia, según han informado este martes las agencias policiales implicadas, entre ellas el FBI y la Europol, que han calificado el operativo como el "mayor y más sofisticado del mundo contra el crimen organizado".

Los investigadores han logrado hackear una aplicación utilizada por el crimen organizado y han accedido así a millones de mensajes encriptados. La investigación, liderada por el FBI y la Policía de Australia, arrancó en 2018 y se centró en destapar una plataforma codificada que utilizaban a nivel mundial grupos criminales, según ha detallado el vicedirector de operaciones de Europol, Jean-Philippe Lecouffe, en una conferencia de prensa. Así, el operativo Ironside se apoyó en el uso de la aplicación encriptada AN0M para acceder a las comunicaciones cifradas utilizadas exclusivamente por la delincuencia organizada. Mediante esta aplicación, usada por miembros del FBI de manera encubierta, los investigadores accedieron a mensajes que incluían tramas de asesinato, tráfico masivo de drogas y distribución de armas.

"Esas investigaciones condujeron durante la semana pasada a cientos de operativos policiales a una escala mundial desde Nueva Zelanda y Australia a Europa y Estados Unidos, con resultados impactantes. Hubo más de 800 detenidos, más de 700 lugares requisados y más de 8 toneladas de cocaína" confiscadas, ha apuntado Lecouffe.

La gigantesca redada ha permitido salvar más de 100 vidas, según ha señalado, por su parte, el director adjunto del FBI, Calvin Shivers, que ha revelado que las fuerzas del orden colocaron en secreto teléfonos encriptados. "En los últimos 18 meses, el FBI insertó en las organizaciones criminales más de 300 dispositivos encriptados en 100 países que nos permitieron vigilar sus comunicaciones". Este trabajo permitió, ha añadido Shivers, salvar "más de 100" vidas amenazadas.

Más de 200 arrestos en Australia

En Europa, ha habido 75 detenciones en Suecia, 60 en Alemania y 49 en Holanda.

En Australia se han producido 224 de las detenciones. Se han realizado 525 registros policiales, se han cerrado seis laboratorios clandestinos y se ha evitado que se ejecuten 21 amenazas de muerte, según ha explicado el comisionado de la Policía Federal, Reece Kershaw. "Hemos detenido a los presuntos responsables de estos delitos. Hemos evitado los crímenes y hemos frustrado la delincuencia grave y organizada confiscando sus bienes", ha enumerado Kershaw, que ha recordado que Australia es un mercado ilegal atractivo para las mafias por el alto precio de la droga. En total, en el país se han decomisado 3,7 toneladas de drogas, 104 armas de fuego y unos 45 millones de dólares australianos (28,6 millones de euros) en efectivo.

Noticias relacionadas

Los arrestados, ha añadido el comisionado australiano, son "miembros de bandas de motociclistas, de la mafia australiana, de sindicatos delictivos asiáticos y de grupos delictivos graves y organizados". Las autoridades les acusarán de haber estado "traficando con drogas ilícitas en Australia a escala industrial".

En Nueva Zelanda, la policía ha detenido a 35 personas, a quienes ha decomisado dinero en efectivo, drogas, vehículos, barcos, entre otros.