relaciones con Cuba

Borrell defiende el diálogo con Cuba y rechaza la "incomunicación" de la era Aznar

  • El jefe de la diplomacia europea advierte de que regresar “al sistema de incomunicación” promovido por José María Aznar no ayudaría a mejorar la situación en la isla

  • El alto representante europeo avisa de que seguirán pidiendo a Cuba el respeto de derechos humanos y a Estados Unidos el fin del bloqueo económico

Josep Borrell en una comparecencia de este martes.

Josep Borrell en una comparecencia de este martes. / Efe

3
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

“No voy a intentar rebatir la tesis de que el alto representante (para la política exterior y seguridad común de la UE) se dedica a apoyar las dictaduras por el mundo y en particular la cubana. Es algo tan ridículo que no merece la pena ser contestado”. Con estas palabras, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha rechazado las críticas y ataques de populares y liberales, y Vox, durante un debate en el pleno del Parlamento Europeo sobre el acuerdo de diálogo político y cooperación entre la UE y Cuba, con el que el representante europeo ha cerrado filas.

“Este acuerdo nos ha proporcionado un marco estable para un dialogo político regular que antes no existía y una mayor cooperación en estos y otros temas. Nos permite apoyar el proceso de modernización de Cuba”, ha defendido el alto representante. Es más, regresar “al sistema de incomunicación” adoptado por la Unión Europea en 1996 “a instancias de otro gobierno español –el de José María Aznar-“, con una posición común que estuvo vigente durante dos décadas y que condicionó las relaciones con la isla a los avances democráticos y los derechos humanos, “no ayudará ni a mejorar la situación en Cuba ni nuestra capacidad de influir en ella”. “No creo que nadie pueda decir que con el anterior sistema de relación política las cosas fueran mejor”, ha advertido.

El político español ha admitido que la situación en la isla se ha agravado por la pandemia del covid-19 y las medidas restrictivas de Estados Unidos y ha avisado de que los derechos humanos seguirán en el centro de las relaciones lo mismo que la petición de la UE a la Casa Blanca de terminar con el bloqueo económico. “No lo digo porque sea un peligroso castrista. Es la posición de la UE que se defiende todos los años en el consejo de seguridad de Naciones Unidas. Estar en contra de las sanciones extraterritoriales de EE.UU. es nuestra posición”, ha recordado.

Derechos humanos

Noticias relacionadas

Durante el debate populares y liberales han criticado la falta de avances en materia de derechos humanos en los cuatro años que lleva en aplicación el acuerdo y han reclamado un cambio de postura. “Ni un solo cambio significativo se ha producido para mejorar el respeto de los derechos humanos o la pluralidad. En Cuba se siguen violando los derechos humanos. No ha servido para nada”, ha criticado el popular español Gabriel Mato. “No se puede negar que Cuba es una dictadura cuando el régimen reprime a periodistas, artistas y defensores de derechos humanos. Tenemos que defender nuestros valores y esto significa suspender el acuerdo de Cuba como ultimo recurso”, ha reclamado la liberal checa Dita Charanzova.

El eurodiputado socialista Javi López por su parte ha recordado que el acuerdo permite mantener “relaciones constructivas, críticas y respetuosas” y ha rechazado “de plano cualquier tipo de estrategia de bloqueo y aislamiento a la isla” porque sería “contraproducente”. En la misma línea se han pronunciado Jordi Solé (ErC) que consideraría “un error” desviarse del acuerdo de diálogo político, y otros eurodiputados de la izquierda europea. El pleno votará este jueves una resolución. Se han presentado cinco propuestas: del PPE, S&D, Liberales, ECR y la Izquierda. PPE, Conservadores y Reformistas Europeos -que aglutina a Vox- y los liberales han conseguido pactar una moción conjunta, según han explicado fuentes de la cámara, que pone en duda la utilidad del acuerdo. Por ello, los socialistas han rechazado sumarse al texto. "Hay que hablar de derechos humanos pero el único marco posible es el marco de dialogo", ha recordado Javi López que considera esencial mantener una política "exigente" pero "constructiva".