Política

Fracasa la moción de censura en la República Checa

  • La propuesta solo recibió 82 apoyos de los 101 que necesitaba para derrocar al Gobierno

El primer ministro checo, Andrej Babis.

El primer ministro checo, Andrej Babis. / Vondrou Roman/CTK/dpa

Se lee en minutos
El Periódico

La moción de censura contra el Gobierno de Andrej Babis, presentada por la oposición en el Parlamento de República Checa, ha fracasado este jueves. A cuatro meses de las elecciones legislativas, el primer ministro, Andrej Babis, que gobierna en una coalición de Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) y el Partido Socialdemócrata Checo (CSSD), ha logrado hacer frente a la moción de censura gracias al Partido Comunista de Bohemia y Moravia (KSCM).

Ante el tercer intento de la oposición de tumbar al Ejecutivo, los diputados del KSCM han abandonado el pleno del Parlamento, de forma previa a la votación de la moción, y su director, Vojtech Filip, ha criticado al Gobierno de Babis, pero también ha arremetido contra los gobiernos anteriores de los actuales partidos de la oposición. Filip ha manifestado así que su formación no se uniría a la oposición para votar contra el Ejecutivo, en el que, ha asegurado, no confía, pero ha descartado formar parte "de este teatro".

Ello ha supuesto que no se contase con los 101 votos necesarios para que la moción de censura tuviese luz verde, pese a lo cual los diputados del Parlamento checo han mantenido doce horas de debate, tras lo que 89 diputados han apoyado al Gobierno y 82 han votado en su contra --votando solo 171 de los 200 miembros del Parlamento--.

En el marco del debate, que ha estado marcado por las próximas elecciones, Babis ha defendido los resultados del trabajo de su Gobierno ante la propuesta de moción. "Quieres derrocar al Gobierno que finalmente ha presionado por pensiones decentes. Valorizamos las pensiones en mil cada año, tú en mil en cuatro años. Quieres derrocar al Gobierno que subió los salarios", ha afeado a la oposición, informa el medio local Idnes.

Debido a que es cuestionado por un presunto conflicto de intereses al ser fundador de un conglomerado empresarial y de malversar con fondos europeos, el primer ministro checo ha asegurado que no tienen "ningún conflicto de intereses" y que ha "cumplido siempre con las normativas legales".

Por otro lado, sobre la gestión de la pandemia como motivo de la moción, Babis ha acusado a la oposición de "restar importancia" al covid-19 "desde el principio" y de pedir la retirada y "sabotear" las medidas restrictivas.

Noticias relacionadas

Diputados de cinco formaciones políticas conservadoras y liberales presentaron el martes la moción de censura tras acusar al Gobierno de fracasar en la gestión de la pandemia de coronavirus. Estos cinco partidos opositores cuentan con 68 diputados, lo que dejaba la moción en manos de los comunistas del KSCM, que tienen 19 escaños. El presidente del país, Milos Zeman, por su parte, había anunciado que, en cualquier caso, el Gabinete seguiría en el cargo hasta que se celebren las elecciones previstas para octubre.

Según una encuesta realizada recientemente por la agencia Median, el partido de Babis, el populista Alianza de Ciudadanos Descontentos, quedaría segundo en los próximos comicios con un 23% de los votos, por detrás de una alianza encabezada por el Partido Pirata y otros grupos opositores.