Crisis sanitaria global

China carga contra EEUU por abonar la teoría de que el covid salió de un laboratorio

Biden da tres meses a sus servicios de información para averiguar el origen

El Instituto de Virología de Wuhan, durante la visita de un equipo de la OMS, el pasado febrero.

El Instituto de Virología de Wuhan, durante la visita de un equipo de la OMS, el pasado febrero. / REUTERS / Thomas Peter

3
Se lee en minutos
Adrián Foncillas
Adrián Foncillas

Periodista

ver +

El regreso a las portadas de la hipótesis de la fuga del virus del covid en un laboratorio tras la enésima filtración del espionaje estadounidense ha sido desdeñada por China como una “manipulación política” que entorpece la investigación científica. Lo ha afirmado la embajada china en Washington unas horas después de que Joe Biden, presidente estadounidense, diera tres meses a sus servicios de información para que entreguen un informe sobre una teoría que ya había defendido su predecesor con mucho ahínco y ninguna evidencia. 

La embajada ha asociado la teoría del laboratorio a una campaña de difamación y lamentado que "algunas fuerzas políticas se han obsesionado con la manipulación política y el juego de culpas, ignorando la urgente necesidad de su pueblo de combatir la pandemia y la demanda internacional de cooperación en este frente, que ha provocado una trágica pérdida de muchas vidas". "Mientras la pandemia sigue causando un gran daño en el mundo y la comunidad internacional espera una mayor cooperación entre países, algunas personas recurren a su viejo manual. No podemos dejar de preguntarnos, ¿han dejado atrás esa amarga lección tan pronto? ¿O quieren ver repetidas las tragedias?”, añae el comunicado de la embajada china. 

El debate regresa en vísperas de la segunda fase de investigación sobre los orígenes del coronavirus de la OMS y China teme la politización de un procedimiento que debería discurrir por cauces científicos. "Estados Unidos pretende una presunción de culpabilidad y llevar a cabo una investigación al estilo de Sherlock Holmes. Es totalmente inviable en ciencia y un insulto político a los científicos chinos y a las agencias administrativas", clama hoy el matutino Global Times. El diario también acusa a "las presuntas agencias de inteligencia de preparar un montaje" y concluye que, si se trata de investigar biolaboratorios, se incluyan también los numerosos que Estados Unidos ha levantado en Asia.

Las teorías de Trump

La teoría del laboratorio epitomizó la pugna entre las dos potencias en los últimos meses del mandato de Trump. El expresidente pasó de elogiar la transparente y eficaz respuesta de China a la pandemia a culparla de todos sus males cuando empezaron a amontonarse los cadáveres en su país y las críticas a su gestión. Habló del "virus chino" y acusó a Pekín de crearlo en sus laboratorios. Tanto Trump como su secretario de Estado, Mike Pompeo, prometieron durante meses pruebas inminentes que nunca llegaron. Fuentes anónimas de la CIA revelaron al diario The New York Times que las presiones recibidas para apuntalar la teoría eran similares a las sufridas con las armas de destrucción masiva de Irak.  

La nueva y presunta prueba que ha reavivado el debate es un informe, filtrado por los servicios de inteligencia al diario The Wall Street Journal, que desvela que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan fueron hospitalizados en noviembre de 2019. Se ignora cómo lograron la información sobre un laboratorio ultrasecreto chino y por qué trasciende ahora. Se ignora cuáles fueron los síntomas y si correspondían al coronavirus. Y se ignora si, en el caso de que lo fuera, por qué no desencadenaron contagios masivos entre enfermos y personal hospitalario cuando aún no había protocolos de seguridad.  

Noticias relacionadas

La mayoría de científicos internacionales y la comisión de expertos de la ONU que visitaron Wuhan meses atrás son escépticos ante la fuga del laboratorio. Aquella misión la calificó de "altamente improbable" tras visitar sus instalaciones. La fabricación deliberada quedó descartada porque la secuencia genética confirmó el origen animal y la fuga accidental exigiría la existencia previa del virus, razonó Peter Ben Embarek, jefe de la comitiva, quien también corroboró los escrupulosos protocolos de seguridad. El consenso científico apunta a que el coronavirus habría pasado a los humanos desde el murciélago a través de un animal intermedio. 

Tanto Anthony Fauci, jefe epidemiólogo de la Casa Blanca, como Francis Collins, director del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, reiteraban hoy que creen en el origen animal. Fauci añadía que, debido a las especulaciones y la inquietud pública, es aconsejable continuar la investigación. Peter Daszak, reputado experto y participante de la misión a Wuhan, lamentaba hoy que la atención de la prensa estadounidense a la teoría del laboratorio daña la salud pública. “Cuando mezclas política y ciencia, obtienes política”, decía en su cuenta de Twitter.