Violencia armada en EEUU

Ocho trabajadores mueren tiroteados en un depósito ferroviario de California

  • El autor de los disparos murió durante el incidente y se desconocen todavía los motivos del ataque

  • Más de 7.500 personas han muerto por impacto de bala en EEUU en lo que va de año

Dos vehículos de policía, en el lugar en el que ha tenido lugar el tiroteo mortal en San Jose, California, este miércoles.

Dos vehículos de policía, en el lugar en el que ha tenido lugar el tiroteo mortal en San Jose, California, este miércoles. / JOHN G. MABANGLO (EFE)

1
Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

Nuevo tiroteo de masas en Estados Unidos. Ocho trabajadores han muerto abatidos a balazos en un depósito ferroviario de la ciudad californiana de San José, situada al sur de San Francisco, según han confirmado las autoridades locales. Aunque se desconocen todavía muchos detalles del suceso, la policía ha confirmado que el asaltante era un empleado de la Autoridad de Transportes del Valle, el sistema de transporte público que presta servicios en el condado de Santa Clara.

El asaltante, un varón de nombre desconocido, murió también durante el incidente. “Este es un día horrible para nuestra ciudad, estamos desconsolados por los familiares y los compañeros de los trabajadores fallecidos”, ha dicho el alcalde demócrata de San José, Sam Liccardo.

El tiroteo se produjo alrededor de las 6.30 de la mañana hora local, poco después de que comenzara el turno de trabajo de los empleados de la empresa pública de transportes. Concretamente en el depósito donde se realizan las labores de mantenimiento de los trenes que operan en la ciudad y la región de Silicon Valley.

Edificios colindantes

Noticias relacionadas

Las autoridades no han desvelado los motivos del crimen ni tampoco las armas que utilizó el asaltante antes de morir. La policía peina a estas horas los edificios colindantes tras haber recibido información de que el pistolero podría haber colocado artefactos explosivos en la zona. “Estamos tratando de despejar todas las habitaciones y rincones del edificio para garantizar la seguridad del público”, ha declarado el sheriff adjunto del condado de Santa Clara, Russell Davis.

Esta nueva tragedia engrosa la larga lista de tiroteos de masas cotidianos que se producen en el país. Solo el fin de semana pasado hubo una docena de tiroteos que dejaron 11 muertos y 69 heridos, según el recuento del Gun Violence Archive. Según la misma fuente, en lo que va de año 7.500 personas han muerto por impacto de bala en EE UU, una cifra que supone un incremento del 23% respecto al año pasado.