Ataque contra la prensa

Bielorrusia clausura el principal portal independiente de noticias

  • La policía ha registrado la redacción de Tut.by, con 20 millones de usuarios, ha detenido a 15 personas y ha confiscado el servidor web

  • Los periodistas siguen difundiendo noticias a través de su canal de Telegram y las redes sociales, mientras los responsables intentan crear un dominio espejo

El presidente bielorruso, Aleksándr Lukashenko, y el ruso, Vladímir Putin, se saludan durante un encuentro en el 2017.

El presidente bielorruso, Aleksándr Lukashenko, y el ruso, Vladímir Putin, se saludan durante un encuentro en el 2017. / TATYANA ZENKOVICH (AP)

2
Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Corresponsal para la exURSS

Escribe desde Moscú

ver +

En Rusia y Bielorrusia, los ataques contra la prensa independiente parecen transcurrir de forma paralela, variando únicamente en los métodos empleados. En un momento en que Moscú acentúa la presión administrativa contra Meduza, uno de los más importantes medios de comunicación independientes de Rusia, con el objetivo de hacer inviable su existencia, en Minsk, capital del país vecino, la policía acaba de precintar la redacción de Tut.by, el portal de noticias más popular del país, bloqueando el acceso de los lectores a la página web y deteniendo a 15 trabajadores, entre contables, responsables editoriales y periodistas.

Según se desprende del relato ofrecido por teléfono desde la capital bielorrusa por Kirill Voloshin, confundador de la publicación hace 20 años, la actuación contra Tut.by ha sido incluso de mayor contundencia que la empleada contra el 'medio hermano' en el país vecino. El martes pasado, la policía se presentó en las sede de la capital y detuvo a todo el que se encontraban en su interior. Operaciones policiales similares se llevaron a cabo en las oficinas regionales de localidades como Vitebsk, Brest o Grodno. "Nos acusan de transmitir noticias que violan la legislación de Bielorrusia y de fraude fiscal a gran escala; en total hay 15 personas detenidas, incluyendo la directora, Marina Zolotova", relata Voloshin.

20 años de existencia

El portal de noticias, con 20 años de existencia, es con diferencia el medio de comunicación más leído del país. Según los últimos estudios, se calcula que uno de cada tres residentes en la pequeña exrepública soviética leen Tut.by, siendo su tráfico en internet 16 veces superior al de la agencia de noticias estatal, belta.by. Tras las elecciones presidenciales de agosto, calificadas de "fraudulentas" por la oposición, sus redactores y reporteros han ofrecido una puntual y detallada cobertura de las manifestaciones convocadas contra "la manipulación electoral", y de los excesos policiales cometidos. "Nos han castigado porque somos independientes, porque relatamos la realidad, porque no la embellecemos", sostiene Voloshin.

Noticias relacionadas

La situación en la que se queda el medio es mucho más precaria que en el caso de 'Meduza', a la que las autoridades rusas han etiquetado como 'agente extranjero'. "Han confiscado el servidor web, nos han bloqueado la página y no tenemos ingresos de ningún tipo; pese a ello, seguimos suministrando noticias a través del canal de Telegram y en las redes sociales", explica el responsable. De cara al futuro, Voloshin y sus compañeros se plantean crear un "dominio espejo" para resucitar la página web, donde se halla su audiencia más numerosa. Eso sí, tras la operación policial, "nadie se ha despedido, solo algunos se han tomado vacaciones; siguen trabajando unas 60 personas", explica con orgullo.

Los redactores de la prensa independiente en Bielorrusia han estado en el punto de mira de las autoridades desde los acontecimientos de agosto, cuando cientos de miles de personas salieron a las calles para protestar contra la "manipulación electoral". La mera presencia de reporteros en los actos opositores era considerada como participación por lo agentes policiales, que incluso se aprovechaban de que tenían que vestir con un chaleco amarillo para identificarlos mejor.