Tecnología y violencia

El linchamiento contra palestinos en Israel se está organizando en WhatsApp

  • Una investigación del New York Times y FakeReporter revela que en la última semana la extrema derecha sionista ha creado al menos 100 grupos en la app para planificar ataques violentos

Un grupo de judíos radicales apaliza a un hombre palestino en la localidad de Bat Yam

Un grupo de judíos radicales apaliza a un hombre palestino en la localidad de Bat Yam / AFP

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

El pasado miércoles un grupo de extremistas judíos salió a las calles de la ciudad costera israelí de Bat Yam a la caza de ciudadanos árabes. Marcaron comercios palestinos, destrozaron sus cristales y lincharon a quien no parecía de los suyos. Un hombre fue sacado de su coche y golpeado y pateado reiteradamente mientras las cámaras de televisión enfocaban la escena. Esa turba violenta se organizó en WhatsApp.

Unas horas antes grupos de extrema derecha sionista discutían en la aplicación de mensajería encriptada propiedad de Facebook como actuar para “defender el honor judío”. Bajo el nombre de ‘Muerte a los árabes’ –un lema exhibido por los radicales en las calles estos últimos días–, ese grupo es tan solo uno de los al menos 100 que se han creado en la última semana para planificar ataques violentos contra los palestinos. Así lo destapa una investigación publicada este miércoles por el New York Times y la organización FakeReporter.

Estos grupos hace tiempo que utilizan otras plataformas digitales y foros ultraderechistas de Internet para lanzar sus consignas. Sin embargo, tras la creciente regulación del contenido en las redes sociales para evitar la propagación de mensajes que incentiven el odio y la violencia muchos se han pasado a espacios más difíciles de rastrear como WhatsApp o Telegram. En la última semana, estos grupos sumaron a cientos de nuevos miembros, según las autoridades.

Planificación de la violencia

El uso de WhatsApp como plataforma de acción propagandística y violenta no es nuevo. En Estados Unidos fue usado por la turba ultraderechista que asaltó el Capitolio el pasado 6 de enero aplaudida por Donald Trump; en la India la plataforma sirvió para propagar falsedades que llevaron al asesinato de hasta 24 personas inocentes acusadas de secuestrar niños.

Sin embargo, los autores de la investigación señalan que la instrumentalización radical de WhatsApp en Israel va un paso más allá, pues se usa de forma explícita para planificar y ejecutar actos violentos contra la minoría palestina que vive en territorio israelí. Eso incluye explicar sus motivaciones a cara descubierta pero también compartir información sobre qué barrios o comercios asaltar.

Noticias relacionadas

“Es una tormenta perfecta de personas empoderadas para usar sus propios nombres y números de teléfono para llamar abiertamente a la violencia y organizarse en turbas”, explica Achiya Shatz, directora de FakeReporter, al New York Times.

Tras las denuncias de esta organización la policía israelí ha acentuado su monitorización de las redes sociales para tratar de prevenir nuevos llamados a la violencia colectiva contra los palestinos. La intensa semana de incesantes bombardeos israelís ha causado más de 213 muertos (61 de ellos niños), ha destruido 450 edificios y ha engrosado a 58.000 la lista de palestinos desplazados.