Cuentas opacas

La investigación penal de los negocios de Trump se refuerza en Nueva York

  • La fiscal del estado, que hasta ahora tenía abierto un caso por lo civil, suma sus esfuerzos al fiscal de Manhattan

Donald Trump, en una imagen de archivo.

Donald Trump, en una imagen de archivo. / EFE

1
Se lee en minutos
Idoya Noain

Los ojos de la justicia intensifican su escrutinio de los negocios de Donald Trump. Este martes la oficina de la fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, anunció que su investigación de actividades fiscales y bancarias sospechosas de la Organización Trump ha dejado de ser puramente civil para incluir también un componente penal, en el que la oficina va a sumarse al caso ya abierto por el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance.

El paso fue ya comunicado por carta a finales de abril a los abogados de Trump, según la fiscalía, pero el expresidente ha asegurado que se ha enterado por "filtraciones a la prensa" en un largo comunicado, donde ha tratado de desacreditar las investigaciones de James y Vance, ambos demócratas, asegurando que son pesquisas "corruptas" y una "continuación de la caza de brujas" política de la que dice ser víctima.

Bajo la lente de las autoridades está si Trump infló el valor de sus propiedades para recibir préstamos mientras lo reducía para lograr beneficios fiscales. Vance, el fiscal de distrito de Manhattan, abrió su caso penal en 2018, después de que se revelara que Michael Cohen, que fue abogado personal de Trump, había pagado meses antes de las elecciones presidenciales de 2016 para silenciar a dos mujeres que aseguraron haber tenido relaciones sexuales con el magnate inmobiliario. Tras muchas batallas legales, Vance consiguió en 2020 luz verde del Tribunal Supremo para tener acceso a documentos bancarios y contables, incluyendo ocho años de declaraciones de impuestos personales y corporativos de Trump.

Noticias relacionadas

Ahora la oficina estatal de James, que abrió su investigación civil en 2019 después de que Cohen denunciara en testimonio ante el Congreso las manipulaciones contables y fiscales, sumará a dos de sus fiscales al trabajo de la oficina de Vance. A la vez, la fiscalía estatal mantiene abierto el caso civil.

Trump también tiene abierto otro caso penal en Georgia, allí por intentar revertir los resultados de las últimas elecciones en el estado.