Drama humanitario

EEUU pide a España y Marruecos que busquen una solución conjunta a la crisis

  • Washington no toma partido pero insta a sus aliados a llegar a un acuerdo para resolver el problema en la frontera

Un soldado español carga con un adolescente en Ceuta. 

Un soldado español carga con un adolescente en Ceuta.  / REUTERS/Jon Nazca

1
Se lee en minutos
Ricardo Mir de Francia
Ricardo Mir de Francia

Periodista

ver +

Estados Unidos se ha pronunciado este miércoles por primera vez sobre la crisis migratoria que se vive en Ceuta tras la entrada de miles de inmigrantes indocumentados desde Marruecos en los últimos días. “Apoyamos a España y a Marruecos para que busquen conjuntamente una resolución” a la crisis, ha dicho la portavoz del Departamento de Estado, Jalina Porter. Porter no querido tomar partido por ninguno de los dos bandos ni ha criticado la actitud inicial de las autoridades marroquíes, aunque sí ha dicho que su país "promueve una migración humana y ordenada".

El pronunciamiento llega un día después de que el secretario de Estado, Anthony Blinken, hablase por teléfono con su contraparte marroquí, una conversación que se centró en el conflicto palestino-israelí. Según el resumen aportado por el Departamento de Estado, no se habló de la situación en la frontera hispano-marroquí, pero Blinken subrayó el “papel central que Marruecos desempeña fomentando la estabilidad en la región”. La posición neutral de la Administración Biden en la crisis migratoria era en gran medida esperada, dada la estrecha relación que EEUU mantiene tanto con España como con Marruecos.

Noticias relacionadas

Esta última se ha visto enormemente reforzada desde que Donald Trump reconociera unilateralmente la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental a finales del año pasado como contrapartida por el acuerdo de normalización de relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel. Aunque el nuevo Gobierno demócrata está reevaluando la decisión del presidente republicano, por el momento no hay ningún indicio de que Biden pretenda revocar el reconocimiento.

A finales de abril, el portal de información ‘Axios’ publicó que Blinken le habría dicho al ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, que su Administración se dispone a mantener el reconocimiento, una información que no ha sido confirmada oficialmente. Esa decisión tiene sus detractores en el Congreso. Veintisiete senadores publicaron en febrero una carta criticando el reconocimiento y pidiendo a Biden que lo revoque.