Violencia en las aulas

Nueve muertos en un tiroteo en una escuela rusa

  • Un joven de 19 años, ya detenido, ha irrrumpido en un centro escolar en Kazán, la capital de la república rusa de Tatarstán

  • Algunos estudiantes intentaron escapar del edificio escolar lanzándose al vacío desde las ventanas del tercer piso

La escuela de Kazán (Rusia) donde un tiroteo ha causado al menos 8 muertos. / AFP / ROMAN KRUCHININ / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos
Marc Marginedas
Marc Marginedas

Periodista

ver +

Un total de nueve personas, entre ellas siete niños, una profesora y una empleada del centro, han perdido la vida este martes durante un tiroteo que ha tenido lugar a primera hora de la mañana en la escuela número 175 de la ciudad de Kazán, a poco más de 800 kilómetros al este de Moscú. Según las fuerzas de seguridad, el ataque ha sido perpetrado por un asaltante, no dos, como se había informado en un principio. Se trata de un joven de 19 años, antiguo alumno del centro, que finalmente ha sido arrestado por las fuerzas de seguridad.

Además de los fallecidos, al menos una veintena de personas han resultado heridas, la mayoría de ellos menores. Seis de ellos han sido ingresados en una unidad de cuidados intensivos y se hallan en estado crítico. Algunos de los estudiantes han intentado huir lanzándose al vacío desde las ventanas del tercer piso, lo que ha ocasionado la muerte a al menos dos de ellos. Según la agencia Ria Nóvosti, antes del tiroteo pudo escucharse en el recinto escolar una potente explosión.

Evacuación de estudiantes en la escuela rusa de Kazán, donde se ha producido un tiroteo con muertos.

/ REUTERS / MAX ZARECKIY

La identidad del atacante detenido ha sido establecida: se trata de Ilnazh Galiaviev, quien había acabado sus estudios hacía cuatro años en el mismo instituto y había ingresado en TISBI, un centro universitario especializado en Informática, Ciencias Empresariales y Económicas, de donde fue expulsado en abril pasado por falta de asistencia. Se desconoce los motivos por lo que decidió realizar la acción contra su antiguo colegio. Solo se sabe que poseía un permiso para llevar armas, según ha admitido a la televisión pública local el presidente de Tatarstán, Rustam Minnikhánov. Fuentes próximas a TISBI han asegurado al portal RBK que, pese a su bajo rendimiento universitario, se trataba de un estudiante "tranquilo y no conflictivo".

Otras fuentes han asegurado a TVRain que durante su paso por la escuela 175, había sido acosado e intimidado. Imágenes de él, en el interior de una celda, con el torso desnudo y cubierto de un rastro de sangre, fueron retransmitidas por las redes sociales y la tele rusa, proclamándose "Dios" y asegurando que odiaba a "todo el mundo".

Sin mediar palabra

Fuentes del Ministerio de Educación han relatado a la agencia TASS que el atacante ha penetrado en el edificio por la puerta principal con un fusil automático, y sin mediar palabra, ha abierto fuego, hiriendo a uno de los trabajadores de mantenimiento. "Estaba en clase y oí primero una explosión; después el tiroteo", ha explicado un profesor. En el momento del asalto, dentro del edificio se hallaban más de 700 alumnos y siete decenas de trabajadores, de los cuales 52 eran profesores. La mayoría de los muertos se produjeron entre alumnos de menor edad, ya que los mayores realizaban en ese momento entrenamiento militar en el exterior.

Noticias relacionadas

En Rusia, en los últimos años, el fenómeno de los ataques armados a escuelas se está haciendo más frecuente, aunque sin alcanzar las proporciones de EEUU. En octubre de 2018, un adolescente asesinó a 19 personas en una escuela de Kerch, una localidad de la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014. El presidente Vladímir Putin culpó entonces de la tragedia a la "mundialización" del fenómeno de los tiroteos en las escuelas. Dos años después, sucedió un nuevo incidente similar en Blagoveshchensk, una localidad siberiana junto a la frontera con China, aunque con consecuencia menos trágicas: un muerto y tres heridos, además del atacante. Las fuerzas policiales han venido neutralizando con frecuencia planes realizados por adolescentes para atacar escuelas. En plena conmoción por el trágico suceso, el líder del Kremlin ha ordenado revisar la normativa que regula la tenencia de armas en el país, según ha anunciado el portavoz presidencial, Dmitri Peskov.

Kazán, además, es la capital de Tatarstán, república rusa de mayoría musulmana. En 2017, perdió el estatus especial dentro de la Federación Rusa del que gozaba desde el colapso de la URSS, que le permitía mantener un cierto control sobre sus recursos económicos, controlar su presupuesto y mantener un cierto perfil en los asuntos internacionales.

Temas

Rusia Tiroteos