Cambio de estrategia

Nueva York cambia la estrategia de inmunización con vacunas en el metro, en la iglesia o en la farmacia

  • Un 60% de los 20 millones de habitantes del estado de Nueva York (este de EEUU) han recibido ya al menos una dosis de la vacuna, según cifras oficiales

Una mujer espera su turno ante un centro de vacunación de Nueva York.

Una mujer espera su turno ante un centro de vacunación de Nueva York. / EFE

1
Se lee en minutos
El Periódico

La ciudad de Nueva York ha presentado este lunes su nueva estrategia de vacunación. Frente a los megacentros donde se estaba llevando hasta ahora un ritmo de vacunación masiva, la intención es ahora ofrecer inmunizaciones en lugares más pequeños como farmacias, iglesias e incluso algunas estaciones de metro en un esfuerzo por impulsar la campaña de inmunización, que se ha ralentizado en las últimas semanas, informó este lunes el gobernador, Andrew Cuomo.

Las autoridades desplegarán instalaciones temporales en varias de las estaciones de metro más importantes, como Grand Central Terminal y Penn Station en Manhattan, Broadway Junction en Brooklyn, 179th Street en Queens, o East 180th Street en El Bronx, donde se ofrecerá la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson. Junto a la vacuna, los pasajeros también recibirán un billete de metro o de tren gratis.

Vacunaciones locales

"Tenemos muchas teorías y las vamos a testar", agregó el gobernador, que apuntó que aunque la gente mayor se vacunó rápidamente, el sector más joven de la población no se está dando tanta prisa. Además, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, anunció que se regalarán entradas gratis al zoo de El Bronx, los Jardines Botánicos de Nueva York, el Acuario de Nueva York o el Lincoln Center a todos aquellos que se inmunicen. "Tenemos que hacer que sea más fácil, que sea más divertido y que sea más local", dijo De Blasio sobre las vacunaciones en otra comparecencia ante la prensa.

Noticias relacionadas

Un 60% de los 20 millones de habitantes del estado de Nueva York (este de EEUU) han recibido ya al menos una dosis de la vacuna, según cifras oficiales. Pero el ritmo de vacunación se ha desacelerado tanto en Nueva York como en otros sitios, ya que quienes querían vacunarse ya lo han hecho y lo que está faltando es convencer a los reticentes.

Los esfuerzos gubernamentales o privados para alentar la vacunación de los mayores de 16 años se multiplicaron en las últimas semanas: van desde entradas gratis para eventos deportivos a cervezas o dónuts, ramos de flores en el Día de la Madre y hasta porros gratuitos propuestos por una asociación que defiende la despenalización de las drogas.