Cumbre en Oporto

Los Veintisiete reafirman su compromiso con la Europa social

  • Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE renuevan su pacto con el pilar de derechos sociales para situarlo en el centro de la recuperación

  • El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta su visión sobre el modelo social que necesita Europa y las medidas de España para reflotar el empleo

Llegada de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, a la ciudad lusa de Oporto.

Llegada de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, a la ciudad lusa de Oporto. / ESTELA SILVA

2
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

La transformación verde y digital marcará la recuperación en las próximas décadas el camino a seguir en Europa pero los jefes de Estado y de Gobierno de la UE no se olvidan de la necesidad de impulsar en paralelo una Europa más social e inclusiva. Este viernes, durante una cumbre con los interlocutores sociales, han renovado su compromiso con el pilar de derechos sociales europeos en el que ha sido definido por el presidente semestral de la UE, Antonio Costa, como el compromiso "más ambicioso y amplio" jamás sellado por la UE.

La cita de Oporto, a la que no han asistido Angela Merkel (Alemania), Mark Rutte (Países Bajos) y Robert Abela (Malta) debido a las restricciones por el covid, ha permitido a los Veintisiete reiterar el compromiso con los 20 principios del pilar social europeo proclamados hace tres años y medio en la cumbre de Gotemburgo en un momento particularmente complicado para la UE por el impacto de la pandemia de covid19. Además, también ha servido de foro a los dirigentes europeos, como el presidente español Pedro Sánchez, para exponer su visión sobre cómo ve el Gobierno la Europa más social y cómo debe plasmarse en la recuperación.

Sánchez, que ha presentado dos contribuciones, ha participado en un panel dedicado al empleo donde ha reafirmado su compromiso con el diálogo social y "un mercado de trabajo dinámico e inclusivo". Para España, avanzar hacia una Europa más social significa proteger los derechos sociales, crear estándares mínimos europeos, facilitar la revitalización de áreas con poblaciones en declive, crear empleo de calidad y eliminar barreras a la incorporación de las mujeres el mercado laboral. Entre la lista de propuestas que defiende el Gobierno, la principal es la creación de un mecanismo europeo de reaseguro de paro como "un instrumento permanente de estabilización de la economía y el apoyo al empleo".

Tres objetivos para 2030

También aboga por dar el empujón definitivo a varias de las propuestas bloqueadas en el Consejo Europeo por las división entre los Veintisiete: La creación de un salario mínimo europeo del 60% de la media salarial así como una norma de transparencia salarial “indispensable” para lograr la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres. Aunque la a declaración final no se compromete con ninguno de estos dos expedientes sí menciona el compromiso a promover la igualdad de género, incluido reduciendo la brecha salarial y garantizando el derecho a igual salario por un trabajo de igual valor.

Noticias relacionadas

El documento hace un llamamiento también al Consejo Europeo a refrendar tres objetivos clave propuesto por la Comisión Europea para 2030. En primer lugar, elevar la tasa de empleo al 78% lo que implica “reducir a la mitad la brecha de género, más inversiones en formación de forma que al menos el 60% de los adultos participen en actividades de este tipo cada año, y reducir el número de personas en riesgo de pobreza o exclusivo social en al menos 15 millones.

"Los objetivos sociales de Europa deben ir de la mano con sus objetivos ecológicos y digitales. Queremos acercarnos al pleno empleo, que más europeos tengan acceso a las competencias que necesitan y garantizar la igualdad de oportunidades para todos los europeos", ha dicho la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.