Restricciones para el verano

El Reino Unido mantiene la cuarentena para quienes viajen desde España

  • Los hinchas ingleses no podrán viajar a la final de la Champions en Estambul

Pasajeros en la terminal internacional del aeropuerto de Heathrow, cerca de Londres.

Pasajeros en la terminal internacional del aeropuerto de Heathrow, cerca de Londres. / NEIL HALL (EFE)

Se lee en minutos

Los británicos deberán esperar aún para poder ir de vacaciones a España a no ser que estén dispuestos a pasar diez días de aislamiento en su domicilio a la vuelta al Reino Unido, además de superar varios test. En la clasificación actualizada de viajes internacionales publicada por el gobierno británico e ilustrada con luces de semáforo, son muy pocos los destinos que figuran en la lista verde, sólo 12, a los que se puede ir a partir del 17 de mayo, sin tener que pasar por un periodo de cuarentena. Portugal, Gibraltar, Malta, Israel e Islandia son algunos a los que ahora se puede viajar libremente. De acuerdo con el ministro de transportes, Grant Shapps, esa clasificación se revisará en cualquier momento si las circunstancias cambian.

España figura en el pelotón de la luz ámbar junto a Francia, Grecia, e Italia, pendientes de un nuevo examen el 28 de junio. Boris Johnson opta por una estrategia de gran cautela, aunque algunos miembros de su gobierno y los jefes de la industria aeronáutica y turística abogan por una mayor reapertura de las fronteras, dado el éxito masivo de la vacunación entre los británicos.

La final de la Champions comprometida

Noticias relacionadas

A la lista roja, donde están los países a los que está prohibido viajar, en su mayoría de Sudamérica y África, se suman a partir de ahora tres más, Nepal, Maldivas y Turquía. La inclusión de este último país significa que los hinchas ingleses no podrán desplazarse a Estambul para la final de la Liga de la Champions, entre el Manchester City y el Chelsea. De acuerdo con la BBC, el gobierno está en conversaciones para que el partido se celebre en el Reino Unido. Sólo en circunstancias muy puntuales está permitido a los residentes en el Reino Unido viajar a los países vetados y al volver es obligatorio el aislamiento durante diez días en un hotel. Los no residentes verán negada su entrada al país.

Las autoridades británicas tienen miedo de que se importen nuevas variedades de la cepa del coronavirus, resistentes a las actuales vacunas. El sistema de control se establece teniendo en cuenta el nivel de vacunación de cada país, la importancia de los agentes mutantes y la capacidad para hacer test.