Crisis sanitaria global

Japón alarga el estado de urgencia cuando faltan casi tres meses para los juegos olímpicos

  • Los contagios en el país rondan una media de 5.300 diarios

  • La ciudadanía japonesa está pidiendo que se retrasen los juegos por temor al crecimiento del virus

Los JJOO se preparan para un evento histórico en un Japón con medidas por covid.

Los JJOO se preparan para un evento histórico en un Japón con medidas por covid. / KIMIMASA MAYAMA / EFE

2
Se lee en minutos
El Periódico

Japón vive una nueva ola de contagios a tan solo 80 días de que empiecen los juegos olímpicos. Con la vista puesta en el macro evento deportivo, el país nipón ha aumentado el número de regiones en estado de urgencia y lo ha prolongado hasta el 31 de mayo. El primer ministro, Yoshihide Suga, ha confirmado este viernes que los departamentos de Aichi (centro) y Fukuoka (suroeste) se sumaran al estado de emergencia en el que se encontraban Tokio y  las tres prefecturas de Osaka, Kioto y Hyogo desde finales de abril. La idea del Gobierno nipón es adoptar estas medidas adicionales para intentar frenar el incremento de contagios registrado en esas zonas.

"Se ha conseguido reducir el movimiento de gente en Tokio y Osaka. Sin embargo, sigue habiendo nuevos contagios que están presionando sobre todo el sistema médico en Osaka y Hyogo", ha explicado Suga al anunciar las nuevas medidas. Las nuevas restricciones son más leves que en otros países y consisten en el cierre de bares y restaurantes que sirven alcohol bajo pena de multa así como obligar a comercios, como los grandes almacenes, a bajar la persiana. De todas formas, el Gobierno también ha explicado que se relajaran ciertas medidas relacionadas con los comercios para intentar mejorar la situación económica del país.

Aunque esta nueva ola no está siendo tan fuerte como en otros lugares, el país está teniendo de media 5.300 contagios diarios. "No estamos en una situación en la que podamos levantar el estado de emergencia. Creo que debemos extenderlo", ha insistido la  gobernadora de Tokio, Yuriko Koike.

Contra los juegos olímpicos

Noticias relacionadas

La mayor parte de la ciudadanía japonesa se opone a la celebración de los juegos olímpicos este verano por miedo a un agravamiento de la situación del covid. En diferentes encuestan que vienen realizando desde hace unos meses, los japoneses piden que vuelvan a aplazarlos para mantener la seguridad sanitaria. Los organizadores del evento ya han anunciado que la entrada de público desde el extranjero va a estar prohibida y todavía no han decidido qué ocurrirá con el público local. Esta semana han lanzado una petición en internet bajo el título Anulen los Juegos Olímpicos para proteger nuestras vidas y ya ha acumulado más de 200.000 firmas. Igualmente, en un hospital de la capital, los trabajadores han colgado un cartel en el que se puede leer: "Juegos Olímpicos imposibles".

Desde la organización del evento deportivo también han querido pronunciarse al respecto. El jefe del atletismo mundial, Sebastian Coe, ha visitado el país para hacer una prueba del maratón en Sapporo, al norte y allí ha manifestado su preocupación por los "tiempos difíciles" a los que se enfrenta Japón. A esto se suma las dificultades que está teniendo el relevo de la antorcha olímpica, con muchos corredores que se niegan a participar. Por su parte, la presidenta de Tokio-2020, Seiko Hashimoto, ha comentado que le dará la bienvenida al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, pero que será "difícil" organizar su visita.