Riesgo de incitación a la violencia

Facebook ratifica la decisión de suspender la cuenta de Trump

  • La Junta de Supervisión de la red social pide revisar la suspensión en seis meses y dictamina que el bloqueo "indefinido" del expresidente violó sus propias políticas

El exmandatario estadounidense, Donald Trump

El exmandatario estadounidense, Donald Trump / Reuters

Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

ver +

Donald Trump seguirá sin poder utilizar Facebook e Instagram. Así lo ha dictaminado este miércoles la Junta de Supervisión de la red social, que tras meses de análisis del caso ha ratificado la decisión de suspender su cuenta. La plataforma tomó esta decisión al considerar que el expresidente se sirvió de ese espacio para promover la violenta insurrección contra el Capitolio de Estados Unidos cuando se intentaba certificar la victoria electoral del demócrata Joe Biden. El ataque causó cuatro muertes y 14 policías resultaron heridos.

En un breve comunicado, la Junta de Supervisión de Facebook -un comité de expertos creado para evaluar los casos controvertidos de moderación de contenidos de la red social- ha señalado que las publicaciones de Trump durante los disturbios contra el Congreso "violaron severamente las reglas de Facebook y alentaron y legitimaron la violencia".

Sin embargo, la junta también critica a Facebook, pues considera que la decisión de suspender "indefinidamente" las cuentas del expresidente supusieron una "violación de sus propias reglas". "Esta sanción no se describe en las políticas de contenido de Facebook. No tiene un criterio claro y le da a Facebook total discreción sobre cuándo imponerlo o levantarlo", apunta. Es por ello que da seis meses de margen para que la plataforma social revise la suspensión de Trump y decida una nueva sanción acorde con sus políticas. Como apuntan, esa nueva sanción puede suponer una suspensión por tiempo limitado o una eliminación definitiva de su cuenta.

La compañía ha respondido de forma ambigua. "Ahora consideraremos la decisión de la junta y determinaremos una acción que sea clara y proporcionada", ha explicado Nick Clegg, Vicepresidente de Asuntos Globales y Comunicaciones de Facebook. "Aunque estas recomendaciones no son vinculantes, buscamos activamente la opinión del consejo sobre nuestras políticas en torno a las figuras políticas y revisaremos cuidadosamente sus recomendaciones".

Peligros de la decisión

Tras el asalto al Capitolio, la gran mayoría de las principales plataformas digitales -Facebook, Twitter, Instagram, Reddit, Youtube, TikTok o Twitch- optaron por silenciar los canales en los que Trump aplaudió la turba y propagó falsas teorías de la conspiración que negaban su derrota electoral. Esa decisión encendió un complejo debate sobre la libertad de expresión en Internet y la necesidad de una mayor regulación de esas redes sociales. Los demócratas han presionado por unas políticas de moderación más robustas que frenen la difusión de odio, mientras los republicanos hablan de censura.

Bajo el amparo de la ley estadounidense, esas plataformas no son responsables legalmente del contenido que sus usuarios publiquen y pueden suspender cuentas o eliminar contenido siempre que se violen sus normas internas. Sin embargo, los expertos advirtieron entonces de los peligros que pueden derivarse de la concentración de poder de espacios como Facebook. La Junta de Supervisión también comparte esa preocupación. "Facebook no puede inventar las reglas sobre la marcha", advierte. "Tener reglas claras es esencial para garantizar que la empresa trate a los usuarios de manera justa".

Más moderación de contenidos

El comité de expertos también insiste en la necesidad de una moderación de contenido más agresiva que combata el uso de la plataforma como arma de discriminación. "Hacemos un llamado a Facebook para garantizar que si un jefe de Estado o un alto funcionario del gobierno publica repetidamente mensajes que presentan un riesgo de daño según las normas internacionales de derechos humanos, la empresa debe suspender la cuenta durante un período determinado o eliminarla".

Noticias relacionadas

Aunque los conservadores critican la decisión de Facebook, la plataforma permitió durante años que Trump difundiese o amplificase mentiras relacionadas con el covid-19, falsas conspiraciones de fraude electoral y ataques a minorías étnicas al considerar que, al ser presidente de EEUU, todo lo que decía como figura pública tenía un "valor periodístico". "Eso nunca debe tener prioridad sobre la acción urgente para prevenir daños", reza el mensaje de la junta de supervisión.

Asimismo, los expertos instan a Facebook a ser "mucho más transparentes" en el funcionamiento de lo que consideran "valor periodístico", a "resistir a la presión de los gobiernos para silenciar a la oposición política" y a "realizar una revisión de su contribución a la narrativa del fraude electoral y a las tensiones políticas" que desembocaron en un asalto violento al corazón de la democracia estadounidense.