Crisis sanitaria global

La escasez de suministros marca el inicio de la vacunación de los mayores de 18 años en La India

El país asiático supera la barrera de los 400.000 contagios y 3.000 muertes al día

Un médico administra la primera dosis de la vacuna COVAXIN a una mujer de Cachemira en el Hospital SMHS de Srinagar .

Un médico administra la primera dosis de la vacuna COVAXIN a una mujer de Cachemira en el Hospital SMHS de Srinagar . / FAROOQ KHAN

2
Se lee en minutos
El Periódico

La India ha arrancado este sábado una masiva fase de vacunación para los mayores de 18 años que busca doblegar el impacto de una pandemia que ahoga a un país que, por primera vez, ha superado la barrera de los 400.000 contagios diarios y donde la cifra de muertos se mantiene por encima de los 3.000 al día. La nación asiática se ha acostumbrado a romper récords de cifras en medio de una agresiva segunda ola en la que se sigue sin atisbar su pico.

La rapidez con la que se ha expandido el virus en cuestión de semanas ha provocado una severa crisis de suministros en un país que a principios del mes de febrero, cuando notificaba menos de 10.000 casos diarios, sentía que lo peor de la pandemia había pasado ya. El país lleva diez días acelerando la producción de oxígeno para distribuir entre las regiones que presentan un alto porcentaje de pacientes severos de covid, como es el caso de Nueva Delhi. La capital ha decretado una tercera semana más de confinamiento total de sus 20 millones de habitantes.

Por este motivo, la India ha iniciado una nueva fase en la que amplió el abanico de vacunación a toda la población mayor de 18 años, en un intento por agilizar un ritmo de inoculaciones que ha ido ralentizándose por la falta de suministros.

Lejos del objetivo

Desde que el Gobierno indio inauguró en enero "la mayor campaña de vacunación del mundo", se han administrado cerca de 155 millones de dosis, 2,7 millones en las últimas 24 horas, unas cifras que están lejos de alcanzar los 300 millones que se fijaron como meta para el mes de julio. En un principio, la vacunación estaba abierta al personal sanitario y de la primera línea en la lucha contra la pandemia, y luego se expandió a mayores de 60 años y, más tarde, a los de 45.

Sin embargo, a lo largo de esta semana, varias regiones indias anunciaron la imposibilidad de poner en marcha esta nueva fase de vacunación ante la escasez de dosis.

Noticias relacionadas

En el estado occidental de Maharashtra, el más castigado por la pandemia con casi 63.000 casos y 828 fallecidos, su capital, Bombay, decretó el viernes la suspensión temporal de la campaña al no disponer de dosis suficientes. Por su parte, Nueva Delhi también detectó falta de dosis en algunos hospitales públicos que dificultaban el arranque del programa.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud indio ha informado en un escrito de que los estados recibirán 1,7 millones de vacunas más en los próximos tres días. Según el comunicado, el Gobierno indio proporcionó hasta ahora más de 163 millones de dosis a los estados a coste cero, y aseguró que todavía están disponibles casi 8 millones de ellas, algo insuficiente teniendo en cuenta que solo los beneficiarios de esta nueva fase alcanza los 500 millones de personas.