Protestas sociales

Colombia se enfrenta a una jornada de manifestaciones contra la reforma tributaria

  • Las movilizaciones se desarrollaron de forma pacífica en la mayor parte del país

  • Dos personas murieron en Cali y Neiva en hechos relacionados con las marchas

Un hombre marcha durante el paro nacional en Bogotá.

Un hombre marcha durante el paro nacional en Bogotá. / Carlos Ortega / Efe

2
Se lee en minutos
Victoria Flores

Los colombianos salieron a protestar en alrededor de 500 localidades del país por una nueva reforma tributaria. A estas quejas también se han añadido las críticas de la población por la gestión de la pandemia de covid que están realizando las autoridades del país, que este miércoles alcanzaba un récord de muertos desde que comenzó la pandemia. El paro ha convocado a decenas de miles de colombianos en marchas de carácter pacífico que finalizaron con un cacerolazo nocturno en Bogotá.

Esta reforma tributaria propuesta por el Gobierno de Iván Duque afecta sobre todo a la clase media del país, sobre quienes aumentará la presión fiscal. Contra estas críticas, el ministro del Interior, Daniel Palacios, ha defendido la decisión tomada por su administración en Canal Uno, asegurando que "no es un capricho" y que si hubiese habido otra opción, "el Gobierno no hubiera recurrido jamás a hacer un ajuste fiscal".

Dos mujeres portan carteles de protesta durante la jornada de manifestaciones.

/ Carlos Ortega / Efe

La Central Unitaria de Trabajadores, una de las organizaciones convocantes ha citado a los manifestantes en los mismos puntos del día anterior. Además, el Comité Nacional de Paro ha definido las movilizaciones del miércoles como una "grandiosa celebración de la ciudadanía" y ha convocado un paro nacional para el día 19 de mayo si no se deroga la reforma para entonces. A ellos se ha sumado también la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación que, además de promover las marchas, ha animado a los colombianos a protestar con cacerolazos desde ventanas y balcones tal y como se ha hecho el miércoles.

Altercados y cargas

Los principales altercados se produjeron en la ciudad de Cali, donde un grupo de indígenas misak derribaron la estatua de Sebastián de Belalcázar, un conquistador español. Ha sido en ese momento cuando ha comenzado un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes. El alcalde ha impuesto el toque de queda a partir de la una en la ciudad para evitar más confrontaciones. “Este tipo de acciones vandálicas generan más polarización y violencia" ha expresado el alcalde en un comunicado.

Noticias relacionadas

Las tres organizaciones convocantes han criticado enormemente el uso de la violencia policial contra los manifestantes en unas protestas principalmente pacíficas, aunque también han lamentado hechos vandálicos puntuales que se han producido durante la jornada. Durante las marchas se pudieron ver numerosas cargas policiales directas hacia los ciudadanos, algo que no está permitido. Numerosas oenegés, como Temblores, han condenado la violencia utilizada por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios.

Según el ministro de Defensa, Diego Molano, 26 personas han sido detenidas en seis ciudades por hechos de vandalismo y violencia y 44 policías resultaron heridos, aunque ha reconocido que la mayoría de marchas se desarrollaron sin incidentes. Además, según ha informado la agencia Efe, dos personas murieron en Cali y Neiva en hechos relacionados con las manifestaciones. Iván Duque ha rechazo los actos vandálicos que se han producido y ha comunicado que "con las autoridades" irán contra quienes los provocaron "para que les caiga todo el peso de la ley."