Bajo un tribunal militar

Israel mantiene detenida sin cargos a una cooperante española desde hace 13 días

  • Juana Ruiz Sánchez fue arrestada de madrugada por una veintena de soldados y un tribunal militar ha extendido hoy su arresto siete días más

  • La trabajadora humanitaria lleva desde los años 80 trabajando en los Comités de Trabajo para la Salud en la Cisjordania ocupada

Juana Ruiz Sánchez

Juana Ruiz Sánchez / EFE

Se lee en minutos

Empezaba a despuntar el sol cuando una veintena de soldados israelís irrumpieron en casa de Juana Ruiz Sánchez. Eran las 5:45 de la mañana y venían a detener a esta ciudadana española en su hogar de Beith Sahur, cerca de Belén en la Cisjordania ocupada. Juani, de 62 años, lleva 13 días en una cárcel israelí. La trabajadora social fue detenida bajo sospecha de presunto lavado de dinero en un caso que involucraría al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización política considerada terrorista por Israel, según ha informado a EFE un portavoz del Ejército israelí. Hoy, tras su cuarta audiencia desde que fue detenida, un tribunal militar ha extendido su arresto siete días más.

Decenas de organizaciones han exigido la liberación de esta madrileña que lleva más de 35 años trabajando por los derechos de los palestinos en materia de salud. La detención sin cargos de la cooperante ha despertado una ola de solidaridad que ha alcanzado hasta el Parlamento Europeo. Un grupo de eurodiputados de la Izquierda y los Verdes han pedido a Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, la mediación de Bruselas. 

No hay cargos, no hay ningún motivo por el que ella tenga que estar en prisión”, recuerda una periodista cercana a la familia. Ruiz Sánchez vive en la Cisjordania ocupada desde los años ochenta donde trabaja para la oenegé palestina Comités de Trabajo para la Salud. En la ciudad de Beith Sahur, lleva tres décadas construyéndose una vida junto a su marido palestino con quién tiene dos hijos, residentes en España. 

"Acoso a las organizaciones humanitarias"

Su detención ha sido vinculada por el Shin Bet, el servicio de inteligencia israelí, con la seguridad nacional. Cinco días antes de su arresto, también retuvieron al responsable de contabilidad de su oenegé, Taysir Abu Sharbak, y al anterior contable, y allanaron la sede de los comités. “Pensamos que es una campaña de descrédito contra la organización”, declara esta periodista a EL PERIÓDICO. “Hay una estrategia generalizada de acoso a las organizaciones humanitarias en Palestina por parte de Israel”.

El Gobierno español está llevando a cabo labores diplomáticas para conseguir la liberación de Juani, como la conocen sus amigos y compañeros de camaradería. Pese a sus problemas de salud, la familia ha confirmado que por ahora, se encuentra bien. “Juani lleva muchos años allí y ha visto muchas situaciones similares”, explica su amiga periodista. “Tiene fortaleza psicológica suficiente para sobrellevarlo pero estamos preocupados por su salud física”, añade. 

Jurisdicción militar

Como residente en la Cisjordania ocupada, se le ha aplicado la jurisdicción militar. Esta permite prolongar hasta 75 días la detención de Ruiz Sánchez para ser interrogada. “Lo que le está pasando a Juani es un atentado contra los derechos humanos”, reivindica Txus Blanco de la oenegé catalana Suds, “pero también es una injusticia que le está pasando a muchas personas palestinas por el mero hecho de ser palestinas”. 

El arresto de la activista ha despertado una ola de solidaridad que ha llegado hasta las instituciones. Más de un millar de personas han firmado el manifiesto exigiendo su liberación, entre las cuales destacan varios diputados al Congreso, como Gerardo Pisarello o Mar García Puig, la diputada del Parlamento de Andalucía, Teresa Rodríguez, y un grupo de eurodiputados. 

La detención “no pretende otra cosa que continuar con la persecución contra quien trabaja en el ámbito humanitario y de defensa de los derechos de la población palestina”, reza una carta firmada por los diputados del Parlamento Europeo. A la iniciativa promovida por el eurodiputado de Izquierda Unida y el presidente de la Delegación para las Relaciones con Palestina, Manu Pineda, se han sumado algunos de sus compañeros como Ernest Urtasun, María Eugenia Rodríguez Palop o Sira Rego. 

Detención arbitraria

Noticias relacionadas

“Estamos muy agradecidas por el apoyo para la liberación de Juani”, admite su amiga emocionada. Son muchas las personas que se han movilizado para expresar su desacuerdo e indignación con la primera detención de la madrileña en más de tres décadas sobre el terreno. “Al retenerla, se consigue erosionar la imagen de Israel y la gente puede ver que es un Estado arbitrario y que reprime no sólo al pueblo palestino, sino también a ciudadanos de origen español que están defendiendo los derechos humanos allí en Palestina”, denuncia Blanco.

Hasta el próximo domingo, como mínimo, Juani seguirá en prisión. La vista celebrada este martes confirma que el Ejército de Israel alargará su tiempo entre rejas para supuestamente ser interrogada mientras Palestina se prepara para sus primeras elecciones en 15 años del próximo 22 de mayo. Ahora Juani vive en su propia piel las injusticias que hasta hace unas semanas denunciaba con su trabajo y su activismo.