Crisis política

Chad entierra a su presidente tras morir en el frente

  • Déby murió tras ser herido por los rebeldes en el norte del país

  • Al entierro han acudido Emmanuel Macron, Josep Borrell y numerosos gobernantes africanos

Una multitud se reúne para presenciar el funeral de Déby.

Una multitud se reúne para presenciar el funeral de Déby. / POOL / REUTERS

Se lee en minutos

El Periódico

El funeral presidente de Chad, Idriss Déby, se ha celebrado este viernes con honores después de que muriese el martes en el frente. Déby luchaba contra los rebeldes en el norte justo después de ser reelegido para su sexto mandato y resultó herido de muerte. A su entierro han acudido el presidente francés, Emmanuel Macron, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, el presidente guineano Alpha Conde y numerosos jefes de Estado africanos.

En la línea de combate, los rebeldes chadianos han afirmado viernes que su centro de mando fue bombardeado el miércoles por la noche en un intento de matar a su líder. Este mes, los rebeldes han atravesado el desierto desde sus bases en Libia hacia Yamena, y dicen estar a unos 200 o 300 kilómetros de la capital chadiana. Este viernes, los combatientes han pedido un alto el fuego temporal para permitir que se celebre el funeral.

Ha sido el hijo de Déby, Mahamat Idriss Deby, quien ha encabezado el consejo que asumió el poder tras la muerte de su padre. Los líderes de la oposición han condenado su toma de posesión como un golpe de Estado y han llamado a un periodo de desobediencia civil. A estas críticas también se ha sumado un general del Ejército, quien ha informado de que muchos oficiales se oponían al plan de transición. Es por ello que los Gobiernos de Libia, Sudán y Níger han emitido una declaración conjunta en la que han expresado preocupación por la situación en el país y han hecho un llamado a la moderación. "El rápido retorno al orden constitucional es una necesidad", ha insistido también Borrell.

Noticias relacionadas

Tres décadas de poder

Déby, que gobernó durante 30 años, fue un firme aliado de las potencias occidentales en la lucha contra los militantes islamistas en la región. Chad siempre ha sido "un socio esencial para la estabilidad regional", ha explicado el diplomático europeo en sus redes. Es por ello que varias fuentes diplomáticas y militares francesas han indicado que París estaría considerando seriamente la posibilidad de intervenir si los rebeldes -que no están vinculados a los islamistas- se acercaran a Yamena y amenazaran la estabilidad del país. El Ejército de Chad no respondió a una petición de comentarios.