Altercados nocturnos

Más de un centenar de heridos en choques entre israelís y palestinos en Jerusalén Este

  • Los incidentes se registraron cerca de la Puerta de Damasco y participaron miembros de la extrema derecha israelí

  • La policía ha detenido a 50 personas de ambos lados por tirar pierdas y lanzar fuegos artificiales

Agentes israelís llevan a un detenido palestino.

Agentes israelís llevan a un detenido palestino. / Efe

1
Se lee en minutos
El Periódico

Más de un centenar de personas han resultado heridas la noche del jueves en una serie de enfrentamientos entre israelís y palestinos en la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde la tensión no para de aumentar desde hace más de una semana.

La Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja de Jerusalén fue el epicentro de la violencia, que se produjo principalmente entre palestinos y policías israelís, que desde el comienzo del mes sagrado de Ramadán prohíben aglomeraciones de gente en este céntrico lugar.

El momento de máxima tensión, sin embargo, n se produjo cuando un grupo de unos 300 jóvenes ultraderechistas israelís, marcharon hacia la Puerta e Damasco, convocados para "defender el honor judío" de la ciudad. Los extremistas, del grupo supremacista 'Lehava', no logaron llegar al lugar donde se encontraban los palestinos, pero permanecieron durante horas cantando eslóganes antiárabes, como "muerte a los árabes", junto al vallado policial que los contuvo.

Espiral de tensión

En las horas posteriores a los incidentes de mayor calibre se produjeron además múltiples episodios violentos entre jóvenes de uno y otro lado y que fueron rápidamente difundidos a través de las redes sociales, que se han convertido en gran protagonista de esta espiral de tensión.

Noticias relacionadas

Según los servicios de emergencia de la Media Luna Roja palestina fueron 105 los heridos entre los manifestantes, de los cuales 22 debieron recibir atención médica en hospitales. La policía israelí ha explicado, por su lado, que unas 50 personas han sido detenidas por lanzar piedras y fuegos artificiales, así como asaltar a agentes y llevar a cabo otros actos violentos a lo largo de la noche.

Los agentes también han señalado que los extremistas judíos también han arrojado piedras y han prendido fuego al mobiliario urbano en varios puntos de la ciudad. Los enfrentamientos han tenido lugar un día después de que se produjeran una serie de reyertas entre árabes y judíos en Jerusalén.