Violencia y racismo policial en EEUU

La tensión se dispara en Mineápolis por otra muerte de un joven negro por un disparo de la policía

  • Protestas, enfrentamientos y saqueos vuelven cerca de donde se desarrolla el juicio al exagente Derek Chauvin por la muerte de George Floyd

  • Daunte Wright, de 20 años, fue detenido por una infracción de tráfico pero recibió un tiro letal cuando iba a ser arrestado por una orden pendiente

  • Según la policía la agente que le disparó pretendía usar su pistola de descargas eléctricas pero usó "accidentalmente" su arma de fuego

Se lee en minutos
Idoya Noain
Idoya Noain

Periodista

ver +

Protestas, enfrentamientos con la policía, uso de gases lacrimógenos, negocios asaltados, despliegue de efectivos la Guardia Nacional... Las escenas que se vivieron el año pasado en Mineápolis tras la muerte a manos de la policía de George Floyd volvieron el domingo a la ciudad después de que un agente en Brooklyn Center, un suburbio a escasos 15 kilómetros del centro, matara de un disparo a Daunte Wright, otro hombre negro, de 20 años, al que la policía había parado supuestamente por una infracción menor de tráfico.

Esa muerte prendió la mecha en una ciudad que vive ya con enorme frustración y tensión ante el juicio a Derek Chauvin, el primero de los cuatro exagentes imputados por la muerte de Floyd que está siendo juzgado y el que enfrenta los cargos más graves, de asesinato en segundo y tercer grado y homicidio negligente.

Un ambientador en el retrovisor

La policía paró el domingo al mediodía a Wright en su coche por llevar un ambientador colgado del retrovisor, según contó la madre del fallecido, Katie Wright, a la que el joven había llamado para preguntarle por la documentación del seguro del vehículo. En esa parada los agentes, según la versión policial, comprobaron que tenía pendiente una orden de arresto e intentaron detenerle.

Según el vídeo hecho público este lunes por la policía local, tuvieron problemas para esposarle y Wright aprovechó para meterse de nuevo en el coche. En ese momento, una agente le amenaza con usar su "taser" y dispara pero no con la pistola de descargas eléctricas sino con su arma de fuego. Tim Gannon, el jefe de la policía local, ha asegurado que fue una "descarga accidental". La agente está en baja administrativa.

Wright siguió conduciendo ya herido hasta que chocó con otro coche. Los servicios de emergencias, tras intentar infructuosamente reanimarlo, declararon oficialmente su muerte en el lugar del choque.

En cuanto empezó a propagarse la noticia cientos de personas empezaron a congregarse por la tarde ante la sede del Departamento de Policía de Brooklyn Center y fueron en aumento las tensiones y enfrentamientos, en los que la policía usó material antidisturbios, bombas de gases lacrimógenos y balas de goma. Los cerca de 500 manifestantes se dispersaron una vez que llegaron a respaldar a la policía efectivos de la Guardia Nacional, desplegados en la ciudad ya por el juicio a Chauvin. Unos 20 negocios fueron asaltados en la zona.

Imagen de las protestas tras la muerte del joven afroamericano.

/ Reuters

Tercera semana del juicio de Floyd

Noticias relacionadas

Justamente este lunes, en el arranque de la tercera semana del juicio a Chauvin, el abogado defensor del expolicía, Eric Nelson, ha intentado que se aislara a los 12 miembros del jurado en lo que queda de proceso y se evite que tengan acceso a medios de comunicación alegando que lo sucedido el domingo podría influirles a la hora de emitir su veredicto, incrementando el "miedo" de que su decisión provoque protestas o violencia. El juez que preside los procedimientos, Peter Cahill, ha rechazado esa moción subrayando que son casos diferentes.

El juicio ha procedido con otros testigos de la fiscalía, incluyendo el hermano de Floyd, Philonese, y el cardiólogo Jonathan Rich, que ha dicho que la muerte de Floyd "absolutamente se podía haber evitado" y ha descartado “con alto nivel de certeza médica” que falleciera de parada cardíaca o de sobredosis de drogas. Esos son los dos factores que la defensa de Chauvin, que se espere que empiece este martes a convocar a sus testigos, trata de argumentar que fueron definitivos como causa de muerte de Floyd, pero tanto los expertos policiales como médicos llamados por la fiscalía han apuntado a que murió por asfixia y por un uso de fuerza letal ilegal por parte de Chauvin.