Años de litigios

Un mar de litigios esperan al 'Ever Given', el buque que bloqueó el Canal de Suez

  • Las pérdidas millonarias y las graves consecuencias sobre la cadena de suministros mundial plantean años de disputas en busca de un culpable y, sobre todo, de un pagador

  • Egipto pone en duda a los fuertes vientos como causa y señala la posibilidad de "errores técnicos o humanos" a la espera de la investigación

El mercante ’Ever Given’ en el Canal de Suez el pasado 29 de marzo.

El mercante ’Ever Given’ en el Canal de Suez el pasado 29 de marzo. / Mohamed Abd El Ghany / Reuters

Se lee en minutos

Empieza la investigación sobre el buque que detuvo el comercio mundial. Tras la liberación del carguero 'Ever Given' que bloqueó durante casi una semana el Canal de Suez, las autoridades egipcias tratan de rastrear las causas. Con muchos actores internacionales y privados implicados, se prevé que los seis días sin tráfico en la vía marítima comporten años de litigios. Las pérdidas millonarias a nivel mundial y las graves consecuencias en las cadenas de suministros retrasarán durante meses la completa recuperación del comercio mundial. 

Decenas de buques ya navegan con fluidez por el Canal de Suez. Ahora los focos están en la búsqueda de un culpable y, sobre todo, de un pagador. Hay muchos millones de euros en juego. El incidente implica graves pérdidas por los costes del rescate, la interrupción de los ingresos para el Canal de Suez, los daños al mercante, a su carga y a terceros por demoras o a sus bienes. Como el barco navegaba bajo bandera panameña, será este país quién controlará la investigación aunque Egipto también ha expresado su voluntad de hacerlo. 

Multitud de actores han sufrido las consecuencias del bloqueo del 'Ever Given' a nivel mundial, aunque el jeroglífico para desentrañar responsabilidades empieza en el mismo buque. La empresa japonesa Shoei Kisen es su propietaria, la compañía Evergreen que lo opera es de Taiwán, la alemana Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM) es quién se encarga de los aspectos técnicos; la bandera es panameña y su tripulación a bordo es india. Además, el barco quedó varado en aguas egipcias. Por lo tanto, el juego de intereses salpica a todos los continentes. 

Compensaciones y culpables

A sus 400 metros de eslora y 59 metros de manga, debe sumarse la carga de 224.000 toneladas de mercancía que pesaban sobre el 'Ever Given'. Los operadores técnicos del buque, los alemanes BSM, han insistido en la calamidad de los fuertes vientos como causa del bloqueo. Sin embargo, el presidente de la Autoridad del Canal de Suez (SCA), Osama Rabie, no lo considera su razón principal y sugiere la presencia de “errores técnicos o humanos”. “El Canal de Suez nunca se ha cerrado debido al mal tiempo”, decía el pasado lunes.

También Rabei declaró que Egipto podría pedir una compensación de 1.000 millones de dólares por las pérdidas de ingresos en el Canal de Suez. Durante estos cinco días desde su reflote, un equipo de buzos han inspeccionado la parte inferior del buque, detectando algunos daños en la proa pero que no lo ponían fuera de servicio. Aún hay unas 159 barcos a ambos lados del Canal esperando su turno para cruzar. Tras su reapertura, han pasado unos 442 buques por la vía marítima que concentra el 12% del comercio mundial. 

9,5 millones de euros de pérdidas al día

Noticias relacionadas

Aunque la navegación se haya retomado en el Canal, los efectos en cadena en el transporte marítimo mundial y en los puertos tardará meses en recomponerse. El 30% del volumen de contenedores de envío del mundo se mueve a través de los 193 kilómetros de la vía marítima más corta en conectar Europa con Asia. Con una industria ya mermada por la presión de la pandemia, el transporte marítimo tardará meses en reducir los retrasos, la escasez de productos y el aumento del coste para los consumidores. 

Cada uno de los seis días de bloqueo ha retenido unos 9.500 millones de euros en el comercio mundial. Aproximadamente el 12% del comercio mundial pasa por esta histórica vía marítima, que conecta el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo. “Logramos reflotar el barco en un tiempo récord”, presumía el director de la SCA, “si tal crisis hubiera ocurrido en cualquier otro lugar del mundo, habría tardado tres meses en resolverse”. Ahora habrá que ver sobre en quién recae las culpas y las deudas.