Represión contra las protestas

La junta militar golpista corta el wifi en Birmania

Manifestantes con pancartas de protesta en Birmania.

Manifestantes con pancartas de protesta en Birmania. / EFE

2
Se lee en minutos

La junta militar golpista birmana ha anunciado el bloqueo a partir de este jueves de la señal inalámbrica de internet de manera indefinida, lo que incrementa el apagón de la red desde el golpe de Estado del pasado 1 de febrero.

Así se desprende de los mensajes de varias compañías de internet en el país a los clientes, después de que la red haya sido cortada durante 45 noches seguidas y con la señal móvil sin funcionar desde hace 17 días. Sin señal inalámbrica y móvil, el único internet disponible sería a través de la fibra óptica, un sistema que está poco extendido en el país.

Gracias a internet, los manifestantes y testigos han podido documentar con vídeos y fotos la represión de los soldados y la policía, que han matado a más de 530 civiles, en su mayoría a causa de disparos. Poco después del golpe, los militares bloquearon Twitter y Facebook, pero muchos se saltaban la prohibición a través de programas VPN, que permiten al conexión a través de servidores extranjeros.

Los uniformados justifican el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales. 

Cargos contra Aung San Suu Kyi

Un tribunal birmano acusó este jueves a la líder depuesta y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, de 75 años, de violar la Ley de Secretos Oficiales, lo que acarrea una pena máxima de 14 años de prisión, informó el medio local Myanmar Now. Suu Kyi, que está bajo arresto domiciliario desde el golpe de Estado militar del pasado 1 de febrero, fue informada de la acusación durante una vista celebrada por videoconferencia con un tribunal de la capital en una vista celebrada tras dos cancelaciones anteriores por problemas técnicos.

Uno de sus abogados, Khin Maung Zaw, dijo a los periodistas que una miembro de la defensa, Min Min Soe, pudo asistir a la vista y reiteró que Suu Kyi se encuentra en buen estado de salud. "Está en buen estado, se le ve bien. Tan encantadora y elegante como siempre", explicó el letrado.

Noticias relacionadas

La exconsejera de Estado y antigua ministra de Exteriores confirmó que quería contratar a seis abogados para que la representen ante el tribunal. La premio nobel de la paz se enfrenta desde el 16 de febrero a un oscuro juicio en el que declara por videoconferencia sin la presencia de sus abogados en un tribunal en Naypyidó. Suu Kyi se enfrenta a varios delitos como importar ilegalmente walkie-talkies (aparatos portátiles que transmiten y reciben), amenazar la seguridad nacional y aceptar sobornos.

Las acusaciones han sido rechazadas con contundencia por los letrados de Suu Kyi, que en total pasó 15 años bajo arresto domiciliario durante la anterior dictadura militar (1962-2011). El proceso contra Suu Kyi y otros miembros del Gobierno electo y el presidente depuesto, Win Myint, se celebra mientras aumenta la escalada de violencia de la junta militar contra los manifestantes que reclaman la vuelta a la democracia.

Temas

Birmania