Tercera ola de contagios

Macron endurece las restricciones de movilidad en Francia y cierra los colegios

  • La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, había pedido el cierre de las escuelas en París por la "muy grave" situación sanitaria y la "grandísima desorganización" en los centros

  • Frente a la tensión hospitalaria, Emmanuel Macron prometió “refuerzos adicionales” en reanimación para hacer frente a la afluencia de enfermos graves y pasar “en los próximos días” a más de 10.000 camas, frente a las 7.665 actuales.

El presidente francés, Emmanuel Macron.

El presidente francés, Emmanuel Macron. / Efe / Thibault Camus

3
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

A partir de la noche de este sábado, y por un periodo de cuatros semanas, las “medidas de frenado reforzado” que afectan ya a 19 departamentos serán extendidas a todo el territorio francés metropolitano. El calendario escolar será adaptado a las nuevas restricciones de tal manera que guarderías, colegios e institutos deberán cerrar sus puertas durante tres semanas. “Este mes de abril hay mucho en juego”, aseguró el presidente francés, Emmanuel Macron, en su alocución televisiva, “si sabemos organizarnos […] veremos la luz al final del túnel”.

El toque de queda nacional que prohíbe a los franceses poner un pie en la calle a partir de las 19h continuará vigente, el teletrabajo será “sistematizado”, y todos los comercios considerados “no esenciales” permanecerán cerrados. Todos los desplazamientos que superen un radio de 10km del domicilio deberán ser justificados con una atestación. A modo de excepción, la prohibición de los desplazamientos interregionales entrará en vigor el 5 de abril, dando así un pequeño respiro durante las vacaciones de Semana Santa.

“Un esfuerzo adicional”

“Debemos hacer un esfuerzo adicional” para “continuar protegiendo la vida en el presente, es decir, a los enfermos, y para proteger la vida en el futuro, es decir, a nuestros hijos”, justificó Macron ante sus conciudadanos la noche de este miércoles.

Citando a los “enfermos”, el mandatario francés se hacía eco de la tensión hospitalaria que se traduce ya en más de 5.000 pacientes covid ingresados en los servicios de reanimación y en una tasa de ocupación nacional de las UCIS que alcanza el 89%, según las cifras de la Dirección General de la Oficina de Asistencia Médica.

Tensión hospitalaria

No dejaremos que los hospitales se saturen, no dejaremos que los médicos tengan que elegir entre los pacientes. La protección de los franceses siempre, siempre será lo primero”, aseguró este martes el ministro de Sanidad, Oliver Véran, en la Asamblea Nacional, abriendo la puerta a un eventual refuerzo de las restricciones y no sólo a su extensión.

Sin embargo, Macron optó por hacer oídos sordos a las numerosas llamadas de auxilio lanzadas en los últimos días por médicos y sanitarios que estiman insuficientes las “medidas de frenado reforzado” para controlar la propagación del coronavirus y alertan de que pronto tendrán que elegir entre los pacientes que son o no atendidos.

En lugar de intensificar las normas, el presidente francés prometió “refuerzos adicionales” en reanimación para hacer frente a la afluencia de enfermos graves y pasar “en los próximos días” a más de 10.000 camas, frente a las 7.665 actuales.

Cierre de guarderías, colegios e institutos

Las voces que pedían más restricciones en los colegios, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, solicitó esta misma mañana el cierre de las escuelas en la capital, sí fueron escuchadas y atendidas por Macron. Frente a la irrefutable degradación de la situación en los establecimientos escolares, abiertos hasta ahora en los 19 departamentos donde la covid-19 circula con más virulencia y sometidos a un protocolo sanitario reforzado, el jefe de Estado no puedo sortear la “última de las opciones”: su cierre.

Las clases serán impartidas a distancia la próxima semana y las vacaciones de Semana Santa se armonizarán para que coincidan en todo el territorio durante las dos semanas siguientes. Es decir, guarderías escuelas e institutos echarán el cierre durante tres semanas. Tras las vacaciones escolares, los estudiantes de infantil y primaria volverán a las aulas físicamente y los de secundaria a distancia. Los padres que tengan que cuidar de sus hijos y no puedan teletrabajar tendrán derecho al paro parcial.

Noticias relacionadas

Aceleración de la campaña de vacunación

Un año después del estallido de la epidemia y en su octava alocución desde entonces, Macron reservaba sólo una buena noticia a sus ciudadanos: el nuevo calendario de vacunación. Según las estimaciones del presidente, la vacunación se extenderá a todos los mayores de 60 años el 16 de abril, y el 15 de mayo a todos los mayores de 50 años. La inmunización de los menores de 50 años seguirá a mediados de junio y "a finales del verano, todos los franceses mayores de 18 años que deseen vacunarse” podrán hacerlo.