Crisis en Brasil

Bolsonaro pierde a seis ministros, entre ellos los de Exteriores, Defensa y Justicia

  • El hasta ahora canciller Ernesto Araújo ha sido muy criticado por obstaculizar el acceso a las vacunas y por sus enfrentamientos con China y Estados Unidos

  • La crisis de Gobierno debilita todavía más al presidente ultraderechista muy cuestionado por la manera como gestiona la crisis de la pandemia

Ernesto Aráujo, con barba, junto al presidente brasileño. Jair Bolsonaro, en una foto del 2018.

Ernesto Aráujo, con barba, junto al presidente brasileño. Jair Bolsonaro, en una foto del 2018. / Sergio Lima / Afp

Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Periodista

ver +

El presidente Jair Bolsonaro se quedó este lunes sin dos de las piezas claves del Gobierno de ultraderecha: el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, histriónico portavoz de los sectores más radicales, y el titular de la cartera de Defensa, el general Fernando Azevedo y Silva. El capitán retirado no pudo sostenerlos en medio de la crisis política agravada por los desastres que ha ocasionado la pandemia y el horizonte de 400.000 muertos por covid-19 en pocas semanas si se mantiene la actual tasa diaria de decesos. Otros cuatro ministros han dejado también sus respectivos cargos.

Araújo, que ha sido sustituido al frente de la cancillería por el diplomático de carrera Carlos Alberto Franco França, se volvió una figura insostenible para Bolsonaro. Sobre su espalda había caído la acusación de haber obstaculizado el acceso a vacunas anticovid. Las presiones contra él crecieron en las últimas semanas y hasta se hicieron fuertes en grupos parlamentarios de la propia base oficialista, descontenta con las críticas del canciller a socios claves para Brasil, como China y Estados Unidos.

En el caso de China, tuvo roces directos con el embajador de Pekín por unos comentarios que cuestionaban la eficacia de los inmunizantes de ese país y, además, aludían al origen del virus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan. De otro lado, Araújo apoyó explícitamente la reelección de Donald Trump e hizo campaña contra el cambio climático. Fue acusado de haber llevado adelante una política exterior "desastrosa".

Golpe al ala más dura

El diario paulista 'Folha' ha considerado que la caída del ministro más extremista representa el golpe más duro para el bolsonarismo desde la renuncia de Abraham Weintraub al Ministerio de Educación, el año pasado. "Más que eso, muestra un Gobierno abandonado". Para la publicación, el sustituto de Araújo "medirá el compromiso Bolsonaro con el plan para salvar a su administración de la aguda entropía en la que se encuentra. Después de todo, el palacio de Itamaraty (Exteriores) se convirtió en el templo más grande del bolsonarismo".

Cambios en Defensa y Justicia

La salida de Azevedo y Silva del Ministerio de Defensa, cartera que ha asumido el general Walter Braga Netto, no ha sido menos vergonzosa: en los hechos se trató de una destitución, más allá de las palabras de agradecimiento a Bolsonaro que formuló el general. Los medios de prensa señalaron que los partidos de centro presionan al presidente para que traslade al general Walter Braga Netto de la Casa Civil a la cartera vacante. Algunos analistas especializados en asuntos castrenses dejaron entrever que la dimisión de Azevedo y Silva ha tomado por sorpresa a los demás generales que forman parte del alto mando del Ejército.

Noticias relacionadas

El capitán retirado decidió que el evangélico Andre Mendonca abandone el ministerio de Justicia para desempeñarse como fiscal general, un cargo estratégico en momentos que arrecian las denuncias en su contra. La cartera será ocupada por el jefe de la Policía Federal, Anderson Torres.

Bolsonaro ha convocado al general Eduardo Pazuello para organizar la logística de los despidos. Se trata, nada menos, que el hombre que hasta hace dos semanas manejaba el ministerio de Salud y condujo al gigante sudamericano a la crisis presente.