Escisión de SNP

Alex Salmond rompe la unidad de los independentistas escoceses con un nuevo partido

  • El Partido del Alba es un desafío directo al Partido Nacional Escocés de Nicola Surgeon

  • El exministro principal concurrirá como candidato a las elecciones del 6 de mayo

Alex Salmond.

Alex Salmond. / AFP / ANDY BUCHANAN

Se lee en minutos

A menos de seis semanas de las elecciones locales, las fuerzas independentistas en Escocia se fracturan. El exlíder del Partido Nacional Escocés (SNP) y antiguo ministro principal en este territorio, Alex Salmond, anunció este viernes por sorpresa la creación del partido Alba, una nueva formación en favor de la separación del Reino Unido que participará en los comicios del próximo 6 de mayo. Salmond indicó que espera presentar al menos cuatro candidatos en cada lista regional, de manera que el partido esté representado en toda Escocia.

El anuncio, un verdadero terremoto en la política escocesa, es la culminación del enfrentamiento entre la actual líder del SNP y ministra principal, Nicola Sturgeon, y de quien fuera durante décadas su preceptor y amigo personal, transformado ahora en su acérrimo enemigo.

Denuncia y ruptura

Salmond fue ministro principal de Escocia entre 2007 y 2014, año en el que dimitió y dejó la política tras la derrota en el referéndum de independencia. En aquel momento tomó el relevo Sturgeon, quien durante años había sido su mano derecha. La relación se rompió con la gestión por parte de la ministra principal de una denuncia por abusos sexuales contra Salmond presentada por dos empleadas, por las que fue juzgado y absuelto.

Esta semana, tras dos investigaciones internas, Sturgeon fue exonerada de la acusación de haber mentido al Parlamento autonómico sobre los procesos seguidos en el caso, lo que le hubiera obligado a dimitir. Sin embargo, no se disiparon las dudas sobre su actuación. Salmond busca venganza y anuncia nuevas acciones legales contra un alto funcionario del Gobierno autonómico.

Te puede interesar

Grupo de fieles

El nuevo partido es un desafío directo al SNP, que hasta ahora tenía el monopolio del independentismo en las urnas y partía como gran favorito y capaz de alcanzar la mayoría absoluta esta primavera. Salmond, figura carismática, pero de otro tiempo, conserva aún dentro del SNP un grupo de fieles dispuestos a seguirle. El partido del Alba busca "construir una supermayoría en favor de la independencia", declaró en la presentación. "La estrategia del partido es clara y sin ambigüedades: lograr un país exitoso, justo socialmente y responsable con el medio ambiente".