Violencia machista

Miles de mujeres denuncian la mala acogida de las víctimas de violencia de género en las comisarías francesas

  • Según una auditoria del Ministerio del Interior, el 90% de las mujeres que presentaron una denuncia por violencia conyugal en 2020 estarían satisfechas con el trato recibido por parte de las fuerzas del orden

  • Una investigación realizada por el colectivo feminista #NousToutes contradice el informe ministerial poniendo en evidencia la falta de preparación de policías y gendarmes a la hora de lidiar con la violencia de género en Francia

Manifestación contra la violencia sexista en Francia.

Manifestación contra la violencia sexista en Francia. / NOUSTOUTES.ORG / CHANG MARTIN

4
Se lee en minutos
Irene Casado Sánchez
Irene Casado Sánchez

Periodista

ver +

Basta teclear el hashtag #PrendsMaPlainte [#TomaMiDenuncia], para toparse con miles de testimonios denunciando la pésima gestión de las denuncias de violencias sexuales y sexistas en las comisarías y gendarmerías francesas.

"Cuando fui a presentar una denuncia por agresión sexual: 'Sí, pero al mismo tiempo, señorita, ¿qué hacía usted a las 20.30 horas en la calle sola en este barrio?’ ‘No sé, me iba a casa después de mis 12 horas en el hospital’”, escribe una internauta al reproducir su conversación con un agente. “Cuando fui a denunciar a mi agresor, que me acosaba día y noche hasta el punto de seguirme por la calle y presentarse en la puerta de mi casa, me dijeron: ‘¡No vamos a impedirle que ande por la calle!’”, relata otra. “Presenté una denuncia hace dos años, el policía me miró y me dijo: ‘Ya veo el tipo de chica que eres’ y me guiñó un ojo”… Los relatos se suceden y todos denuncian vivencias similares, desde la culpabilización de la víctima, pasando por la burla y la banalización de los hechos e, incluso, la negativa de las fuerzas del orden a registrar la denuncia.

A principios de 2021, el Ministerio del Interior se felicitó por "la movilización de los policías y gendarmes para proteger a las mujeres" a la luz de los resultados de una auditoria sobre la violencia de género cuyos resultados atestiguarían el buen hacer de las fuerzas del orden. "El 90% de las mujeres que presentaron una denuncia en 2020 por actos de violencia conyugal están satisfechas con su acogida en comisarías y gendarmerías", se congratulaba el Ministerio.

Encuesta "sesgada"

Múltiples asociaciones de defensa de las mujeres pusieron en entredicho los resultados de la encuesta, considerándola "sesgada" y cuestionando su "metodología". El colectivo #NousToutes [#NosotrasTodas], creado en 2018 para denunciar las violencias sexistas y sexuales, lanzó su propia investigación para comprobar la veracidad y precisión de la auditoria del Gobierno. Sus resultados contradicen de plano los resultados oficiales “globalmente positivos”.

En dos semanas, el colectivo feminista recopiló 3.496 testimonios, un 97,3% femeninos. El 66% de las personas encuestadas señalan “que la policía no las atendió adecuadamente cuando quisieron denunciar un caso de violencia sexual”. De entre ellas, el 67,8% estima que se “banalizaron” los hechos; el 56,5% vio cómo su denuncia fue “rechazada” o “desalentada”; el 55,2% acusa a las fuerzas del orden de “culpabilizar a la víctima”; el 29,8% asegura haber recibido “burlas” o “comentarios discriminantes y sexistas” durante su paso por comisaría; y el 26,2% apunta a una “actitud de solidaridad con la persona acusada” por parte de los agentes.

Ante tales cifras, “la auditoría del Ministerio del Interior que dice que el 90% de las mujeres estarían satisfechas con la acogida en las comisarías o en la gendarmería es simplemente indecente. Es indecente porque no se corresponde en absoluto con la realidad de lo que viven las víctimas de la violencia sexual sobre el terreno”, denuncia Caroline de Haas, cofundadora de #NousToutes, en France Info. “Además, es políticamente peligroso, ya que, si el Ministerio del Interior dice a los gendarmes y policías que en el 90% de los casos hacen bien su trabajo, no hay posibilidad de que las fuerzas del orden cambien sus prácticas”, insiste la activista.

Ineficacia del sistema judicial

Noticias relacionadas

Los testimonios reunidos por #NousToutes ilustran la falta de preparación y de empatía de las fuerzas del orden a la hora de tratar la violencia machista. "¡Tienes suerte, la violencia doméstica! está de moda”, "Cuando estás en una relación con 'esa gente' tienes que esperar recibir golpes”, "No tengo tiempo para tus cuentos de parvulario”, “Físicamente, estás bien, ¿verdad? Está bien entonces, las palabras y los insultos, no es nada grave, ¡a todos nos han insultado alguna vez!”, “Vuestra denuncia va a arruinarle la vida”. Para la organización feminista, estos comentarios, lanzados en las comisarías de París, Rouen o Niza, “muestran cómo la ineficacia de nuestro sistema judicial a la hora de tramitar las denuncias está poniendo a prueba el trabajo de las fuerzas del orden. Decenas de mujeres cuentan [que escucharon comentarios como] ‘no servirá de nada, su denuncia será desestimada’”.

El pasado 17 de diciembre, Cécile, de 44 años y madre de tres hijas, fue asesinada a manos de su expareja a pesar de haber presentado 22 denuncias contra él; la gendarmería habría rechazado registrar su 23º denuncia. El 20 de marzo, una mujer de 55 años sucumbía a las heridas provocadas por un incendio en su domicilio iniciado por su exmarido, conocido por violencias conyugales. Según el recuento de France Info, a lo largo del primer trimestre de 2021, 24 mujeres han muerto en Francia, asesinadas por su pareja o expareja. “A pesar de las múltiples denuncias, no se toman medidas -alerta Emmanuel Daoud, especialista en violencia conyugal-. "Ya no se trata -añade- de un simple mal funcionamiento, sino de un grave fallo del sistema policial y, a veces, judicial. Las tragedias podrían haberse evitado, pero no fue así porque no se escuchó lo suficiente”.